15 de agosto de 2022 | Actualizado 15:51

Siport21 determinará la operatividad máxima de los muelles del puerto de Castellón

El proyecto Delphinidae analizará, además, la eslora máxima de los buques, el espacio navegable y las condiciones límite de viento y oleaje
Puerto de Castellón | Autoridad Portuaria de Castellón

La Autoridad Portuaria de Castellón ha adjudicado a la compañía Siport21 el estudio que evaluará el impacto del proyecto ‘Delphinidae’ por 325.000 euros y un plazo de ejecución de seis meses. El proyecto “determinará los límites máximos operacionales, la eslora máxima de los buques que puedan atracar en cada uno de los muelles y las condiciones límite de viento y oleaje”, ha indicado la adjudicataria. “El estudio”, ha añadido, “analizará la configuración actual del puerto y dos configuraciones futuras que contemplan la nueva área de expansión de la Dársena Sur y la construcción de un nuevo muelle, que llevará el nombre de Delphinidae”. Esta iniciativa, ha señalado Siport21, “es uno de los trabajos de simulación en tiempo real de mayor entidad encargado por una autoridad portuaria española”.

450

El proyecto contempla más de 450 simulaciones de maniobra de buques en tiempo real

Para el desarrollo del estudio, se evaluará el espacio navegable necesario (canal de acceso, distancia de parada, espacios para la maniobra y fase de atraque hacia el muelle de destino) en función de las condiciones meteorológicas de la zona y la ocupación de los muelles adyacentes. Como resultado, “se establecerán una serie de recomendaciones en cuanto a los límites operativos en lo que se refiere a las condiciones meteorológicas representativas de la zona y el uso de remolcadores”. El proyecto contempla más de 450 simulaciones de maniobra de buques con modelos de autopiloto y en tiempo real en el Centro de Simulación Marítima de Siport21. La firma ha señalado que se prevé la “implicación de prácticos y personal de la Capitanía Marítima del puerto que verificarán los resultados obtenidos y se familiarizarán con las maniobras de los nuevos buques y sus condiciones de acceso, lo que permitirá mejorar las condiciones de seguridad”.

La Autoridad Portuaria de Castellón sacó a licitación este proyecto el pasado mes de febrero, con el objetivo de determinar los límites máximos operacionales de todos sus muelles, la eslora máxima de los buques que pueden atracar, evaluar el espacio navegable y determinar las condiciones límite de viento y oleajes en el puerto castellonense. En este sentido, se debía hacer un estudio de agitación interior del puerto para determinar oleajes y condiciones climáticas y, por otro lado, un análisis de maniobras en el muelle del Centenario y la nueva terminal de graneles líquidos de la Dársena Sur. En el primero de estos dos casos, se simularán maniobras de entrada y salida con buques portacontenedores y en el segundo con buques tanque, ha señalado la institución portuaria. “El desarrollo del proyecto”, ha explicado la autoridad portuaria, “mejorará la competitividad del puerto de Castellón y tiene ya en cuenta el proyecto Octopus, la nueva área de expansión del puerto en la Dársena Sur, con una inversión inicial de 93 millones de euros para ganar 420.000 metros cuadrados para captar inversiones, implantar nuevas industrias sostenibles y generar tráficos”.