27 de septiembre de 2022 | Actualizado 19:02

El nuevo marco normativo de la carretera mantiene la tensión entre cargadores y transportistas

Ambos colectivos se tienden la mano para negociar, pero las posiciones permanecen alejadas en las cuestiones nucleares de su relación
E.M.

Las medidas contempladas en los últimos reales decretos sobre el transporte de mercancías por carretera y para paliar los efectos económicos de la guerra en Ucrania no han apaciguado, ni mucho menos, la tensión entre cargadores y transportistas. “No coincidimos ni con el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) ni con el ministerio de Transportes, pero les tendemos la mano para llegar a acuerdos beneficiosos”, ha manifestado el director general de Aecoc, José María Bonmatí, durante el 21º Foro Nacional del Transporte organizado por la entidad de distribuidores y cargadores.

La prohibición de que el conductor realice las cargas y descargas, los salarios y la aplicación de las 44 toneladas son algunas de las cuestiones que continúan tensionando las relaciones entre proveedores de transporte y clientes en un contexto en el que todos los agentes temen un nuevo paro. “La palabra ‘paro’ no debería llegar a pronunciarse nunca porque, si se hace, es que alguien está haciendo mal su trabajo”, ha afirmado el director general de Grupo Fuentes, Rafael Fuentes, en su intervención. Por ello, considera que “es necesario que se invite a todos a una mesa de diálogo y no se ningunee a nadie porque después pasa lo que pasa”, ha lamentado. “Necesitamos tener seguridad jurídica que nos dé tranquilidad o el sector seguirá tensionado” expone el gerente de Nieves Operador Logístico, Enrique Nieves. 

“Si se hace un paro en el transporte, alguien está haciendo mal su trabajo”
Rafael Fuentes Director general de Grupo Fuentes

El presidente del CNTC, Carmelo González, ha destacado que “la presión existe y seguirá existiendo, pero no hay convocado ningún paro y no está, en estos momentos, y digo en estos momentos, pensado parar”. Sin embargo, desde Plataforma para la Defensa del Transporte, entidad no presente en el CNTC, ya han alertado de que si el Ejecutivo no se compromete en los próximos días a la creación, aprobación y entrada en vigor de un Decreto-Ley “para su aplicación inmediata” que evite trabajar por debajo de costes, reactivarán las movilizaciones. Por su parte, tanto el CNTC, el ministerio y Aecoc se han tendido las manos para volver a las mesas de diálogo entre cargadores y transportistas. Si bien, Carmelo González no descarta volver a levantarse de ella, como ya sucedió en el pasado, y pide que “cuando nos sentemos a hablar, sea de igual a igual y que no pesen más tus criterios por ser más grande”, ha advertido a los cargadores.

A VUELTAS CON LA CARGA Y DESCARGA, LA CLÁUSULA DEL GASÓLEO Y LAS 44 TONELADAS
Una de las medidas que ha generado más controversia es la prohibición de la carga y descarga por parte del conductor. Desde el CNTC reclaman que entre ya en vigor y que no dignificar el sector es un factor que “aboca a problemas”, no solo por cuestiones económicas. “Ya hemos debatido con Aecoc la subida de salarios sin éxito”, ha señalado Carmelo González, y “es necesario encontrar talento y no somos atractivos para los jóvenes, menos aún si además de conducir tienen que ser abogados, ingenieros e informáticos de tantos papeles que tienen que llevar”. Por su parte, Aecoc sostiene que no se puede mirar esta medida aisladamente, porque hay que focalizarse en “reducir los tiempos de espera y mirar cada caso”. 

En este sentido, transportistas y cargadores como Nieves Operador Logístico, Grupo Fuentes, Capsa Food y Eroski, coinciden en que para dignificar el transporte por carretera no hay que permitir que un conductor descargue un camión con palets de mucho peso después de un viaje largo. Ahora bien, defienden que deben estudiarse las diversas casuísticas y establecer criterios para ellas. “Hay que usar la lógica y habrá sitios donde es necesario que lo haga y en otros no, podría ser un modelo mixto de colaboración”, sugiere el gerente de Nieves Operador Logístico, Enrique Nieves.

“No es normal que nos obliguen a correr para luego tardar cinco horas en descargar”
Carmelo González Presidente del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC)

Por otro lado, reducir los tiempos de espera sigue siendo uno de los objetivos comunes. “No es normal que nos obliguen a correr para luego tardar cinco horas en descargar”, ha puesto de manifiesto el presidente del CNTC. Desde Grupo Fuentes consideran que la mejor manera de dignificar el sector es no hacerles perder el tiempo, aunque, el responsable de transporte en Capsa Food, Adrián Fariña, ha apuntado que, a su juicio, una hora debería ser un plazo aceptable para todos. 

Cargadores y transportistas tampoco coinciden en los porcentajes de la cláusula del gasóleo, tras los cambios propiciados en el último Real Decreto de las medidas anticrisis aprobado por el Gobierno. “Con el 30%, ya teníamos pérdidas”, ha explicado el responsable de Transporte de la empresa láctea Capsa Food, Adrián Fariña. Por su parte, el director general de la compañía de transporte Grupo Fuentes, Rafael Fuentes, ha reconocido que es un porcentaje demasiado alto para la corta distancia, pero “el 30% se quedaba corto en el largo recorrido, pero no en las rutas de poca distancia”. Por ello, ha añadido, “si hacemos una ley, hagámosla justa”.  En este sentido, “no debería ser café con leche para todos, sino que deberían tener en cuenta cada actividad y darle a cada una un porcentaje”, han insistido desde Capsa Food.  

“Necesitamos tener seguridad jurídica que nos dé tranquilidad o el sector seguirá tensionado”
Enrique Nieves Gerente de Nieves Operador Logístico

Aunque el máximo representante de las principales asociaciones del transporte por carretera sigue negándose a las 44 toneladas, los cargadores consideran que debería entrar ya en vigor. También hay división de opiniones en el ámbito del transporte: “Las empresas estamos a favor de nuestros clientes y si los vehículos están preparados para llevar ese sobrepeso, hay que hacerlo ya”, recalca Rafael Fuentes.

En cuanto a las ayudas de 20 céntimos por litro ampliadas hasta final de año para afrontar la inflación, sí coinciden cargadores y transportistas en que son muy necesarias y que, en palabras de Carmelo González (CNTC), “habría que contemplar mantenerlas o subirlas” ante los meses que se avecinan. Además, desde el CNTC emplazan a los clientes a que no usen los 20 céntimos de reducción para jugar en las negociaciones de precios, ya que “esos 20 céntimos que recibimos son de los transportistas”.