29 de septiembre de 2022 | Actualizado 11:56

TransBase Soler busca startups para crear nuevos conceptos de contenedores marítimos

El reto presentado a la convocatoria de incubación de Opentop está abierto a unidades basadas en nuevos materiales, reciclables y sostenibles
El director de Transbase Soler, Alfredo Soler (en el centro), junto a Alexandre Sánchez y Jorge Marcos, miembros del equipo de Opentop | Opentop

La compañía TransBase Soler ha lanzado uno de los cuatro retos de la primera convocatoria de incubación de startups del hub de innovación abierta del puerto de Valencia, Opentop. Este reto, ha indicado el hub de innovación, “está abierto a nuevos conceptos de contenedores basados en nuevos materiales, inteligentes, más eficientes, de un solo uso, reciclables y sostenibles”. También “se contemplan nuevos procesos de fabricación y reciclaje, como la impresión 3D, compatibles con los principios de la economía circular y con una mayor reducción de la huella de carbono con respecto al ciclo de vida de los contenedores actuales”.

El director de Transbase Soler, Alfredo Soler, ha señalado la necesidad de trabajar “en el contenedor del futuro, que apenas ha evolucionado desde su creación”. A su juicio, se conseguirá una economía circular “minimizando al máximo las emisiones contaminantes, solucionando el problema de congestiones en puertos, que cada día es más importante, y reduciendo en gran medida los costes logísticos en el transporte marítimo”. Por ello, la compañía se ha unido a Opentop para perseguir e impulsar proyectos y startups pre-seed que dispongan “de los conocimientos y la tecnología necesaria para hacer realidad el contenedor del futuro”, ha subrayado el hub de innovación.

Opentop ha destacado que el sector logístico “afronta desde hace tiempo un reto permanente debido al flujo de contenedores vacíos y el correspondiente impacto medioambiental que esto provoca”. En este sentido, ha apuntado que, en la actualidad, “existen puertos y países que, por diversas razones, son principalmente productores y exportadores de mercancías, mientras que otros son meramente importadores”. “Esta situación”, ha añadido, “provoca un gran flujo de contenedores en un único sentido, lo que causa un desequilibrio comercial y la necesidad de reposicionar gran volumen de contenedores vacíos en los países productores”.