27 de septiembre de 2022 | Actualizado 19:02

El aumento de movimientos por escala merma la productividad en los puertos europeos

La situación de las terminales de los puertos del Mediterráneo sigue una tendencia similar a los del Norte, pero con una menor intensidad
Terminal de APM en el puerto de Rotterdam | APM Terminals

Las terminales de contenedores en los puertos del noroeste de Europa han deteriorado significativamente su productividad en los últimos tres años debido a los desafíos de manejar mayores operativas, según ha señalado la consultora Drewry en su informe Ports & Terminals Insights. En el caso de los puertos del Mediterráneo, la analista de Puertos y Terminales de Drewry, Eleanor Hadland, ha afirmado que también se observa “una tendencia similar”, aunque matiza que, “en la mayoría de los puertos, por debajo de Amberes y Rotterdam”. Para contrarrestar el impacto de la volatilidad de la demanda y el riesgo de congestión, ha apuntado la consultora británica, “las navieras han ajustado sus calendarios para reducir el número de escalas en los puertos, lo que ha provocado un gran aumento del número de contenedores por operativa”.

En el caso concreto de los puertos españoles, Eleanor Hadland ha explicado que, en comparación con el primer trimestre de 2019, “en el primer trimestre de 2022 las escalas descendieron entre el 8% y el 15% en los tres principales puertos de contenedores españoles (Valencia, Algeciras y Barcelona), mientras que los movimientos han crecido el 7% en Algeciras, el 8% en Valencia y el 13% en Barcelona”. El expresidente de Puertos del Estado y catedrático de Economía Aplicada de la Universidade da Coruña, Fernando González Laxe, ha señalado, en este sentido, que “la situación no es preocupante” en España. Sin embargo, apunta que “debiéramos a empezar a charlar sobre ello antes de que lo sea”, porque “debemos prepararnos y no dejar pasar los acontecimientos de orden internacional como si nunca fueran a afectarnos”.

“La vuelta a la normalidad está provocando fuertes desajustes en el tráfico de contenedores”
Fernando G. Laxe Catedrático de Economía Aplicada de la Universidade da Coruña

González Laxe ha subrayado que la vuelta a la normalidad “está provocando fuertes e intensos desajustes en lo que respecta a los movimientos de contenedores, generando distorsiones en el funcionamiento de las terminales y, sobre todo, viéndose afectado por los nuevos ajustes referidos a las rutas y a los desacoplamientos de los contenedores varados en determinadas terminales”. Asimismo, ha señalado que el sector del transporte intermodal “arrastra deficiencias estructurales históricas y, ahora, hay que sumarles las de índole coyuntural”.

El deterioro de la productividad en el norte de Europa se ha producido a pesar de tener menos tráfico

La consultora Drewry ha subrayado que el deterioro “de la productividad de los puertos del noroeste de Europa se ha producido a pesar de que los tráficos son más bajos que en el periodo anterior a la pandemia”. Así, en los cuatro principales puertos de la región (Amberes, Rotterdam, Bremerhaven y Hamburgo) el volumen ha sido el 3,5% menor en el primer trimestre de 2022 con respecto al mismo periodo de 2019, mientras que la caída de escalas ha sido del 15,1% en el mismo periodo. Sin embargo, Drewry ha estimado que el promedio de los movimientos ha aumentado notablemente, el 14% de media en los cuatro puertos principales en los tres últimos años hasta el primer trimestre de 2022. Así, según los últimos análisis de la consultora basados en el Drewry AIS analytics, “los intercambios medios han aumentado más del 20% en Amberes y el 12% en Bremerhaven en este periodo”. Como resultado, “ambos puertos han visto como su productividad en las terminales se deterioraba más del 30%, medida en días por cada 1.000 teus de producción”.

El análisis de Drewry muestra que la duración media de las escalas en “los principales recintos del noroeste de Europa ha aumentado más del 50% en el primer trimestre de 2022, en comparación con la media previa a la pandemia, antes de volver a caer al 37% en el mes de mayo”. Según la consultora, “la mayor parte de este tiempo en puerto se ocupa en la terminal, que representa alrededor del 60%, mientras que la espera previa a la escala constituye el 20% de promedio”. Ante esta dinámica, “la recuperación más débil de la demanda, los puertos alternativos no congestionados y las redes feeder establecidas han motivado una menor congestión de buques en los puertos europeos”, ha manifestado Eleanor Hadland.

“El aumento de los movimientos plantea retos similares al del mayor tamaño de los buques”
Eleanor Hadland Analista de Puertos y Terminales de Drewry

La analista de Drewry ha recordado que el “fuerte aumento de los movimientos por operativa o escala está planteando retos similares a los de la anterior oleada de aumento de tamaño de los buques”. Sin embargo, “el incremento de tamaño de los buques se planificó con mucha antelación, mientras que el aumento de los movimientos de carga en 2021 y 2022 se ha producido mucho más rápidamente y con menos margen de maniobra”.