27 de septiembre de 2022 | Actualizado 19:02

El puerto de Tarragona finaliza las obras de mejora de su puente móvil entre Ribera y Llevant

La actuación ha minimizado la afectación de los 2.200 vehículos que circulan diariamente al lograr reducir los plazos previstos
Autoridad Portuaria de Tarragona

La Autoridad Portuaria de Tarragona ha terminado “de forma satisfactoria y sin incidencias” las obras de mantenimiento del puente móvil que une los muelles de Ribera y el dique de Llevant. Concretamente, la actuación ha consistido en la mejora del tablero superior metálico, donde se asienta la última capa de asfalto que quedó dañada “por el paso del tiempo y el gran volumen  de tránsito que vive a diario”, explica el recinto en un comunicado.

Los responsables del puerto celebran que estas obras se han podido realizar en menos de la mitad del tiempo de ejecución previsto inicialmente, de ocho fines de semana, y se han completado en tres. De este modo, “se ha minimizado la afectación de los vehículos del puente móvil”, pues tan solo se ha necesitado los fines de semana del 10 al 12 y del 24 al 26 de junio, y del 8 al 10 de julio.

La infraestructura se puso en servicio en 1999 con el objetivo de desviar el paso de los vehículos pesados por el interior de la ciudad. Por ella circulan más de 2.200 vehículos al día, de los cuales 460 son pesados, con puntas diarias de hasta 1.000 de dichos vehículos. Su reconstrucción ha supuesto el desembolso de 174.823 euros.

Los trabajos han consistido en el fresado de franjas de 1,2 metros de anchura, coincidentes con la zona de paso de las ruedas de los vehículos, la soldadura de las fisuras existentes en el tablero metálico y la deposición del pavimento en estas franjas. El puente móvil, situado a unos 10 metros sobre el mar, está formado por dos hojas que basculan alrededor de los rótulos situados en las pilas, dejando entre estas un canal de navegación de unos 70 metros de anchura.