1 de octubre de 2022 | Actualizado 16:39

Mango enfoca la mayor parte de sus inversiones de este año a optimizar su logística

La compañía ha iniciado la instalación de sistemas de intralogística en el centro logístico de Lliçà d'Amunt tras finalizar su ampliación
Sede central de la multinacional de la moda | Mango

El gigante textil Mango dirige la mayor parte de sus inversiones a optimizar su logística. La previsión es superar los 120 millones de euros en el conjunto del 2022, el triple de la efectuada el año anterior. En concreto, un total de 88 millones de euros se ha destinado a la ampliación de su centro logístico en Lliçà d’Amunt (Barcelona) para centralizar su operativa online al completo. Tras las obras relativas a la infraestructura, que han finalizado al cierre del primer semestre del año, Mango ha iniciado la instalación de los sistemas de intralogística. El hub logístico de la compañía en la provincia de Barcelona ha retrasado su comienzo de operaciones al 2023 y lo hará con 90.000 metros cuadrados adicionales hasta alcanzar los 280.000 metros cuadrados de superficie.

Una segunda parte de sus inversiones se dirige a la construcción de su nueva sede corporativa, denominada Campus Mango, dentro de sus espacios actuales en Palau-solità i Plegamans (Barcelona). El nuevo edificio corporativo contará con 90.000 metros cuadrados de oficinas y se prevé que entre en funcionamiento en 2024. Asimismo, Mango ha recalcado su apuesta por las tiendas físicas con el anuncio de más de un centenar a su red de distribución para finalizar el año con más de 2.600 puntos de venta.

La compañía ha cerrado el primer semestre con una disminución de pedidos online del 3,9% en comparación con el mismo periodo del 2021, si bien han señalado que se debe a las restricciones que mantenía el comercio físico en los principales mercados de Europa durante el año pasado. En relación a sus resultados financieros, la multinacional textil ha alcanzado una facturación de 1.214 millones de euros, una cifra que supone un crecimiento a doble dígito frente a los 973 millones de euros registrados en 2021 y un incremento de ventas respecto al mismo periodo de 2019. Son los primeros resultados financieros publicados por la compañía tras abandonar sus operaciones directas en Rusia y desde la empresa señalan que les ha llevado a cabo “una provisión de 20 millones de euros”.

“La evolución en el primer semestre es un signo más de la nueva etapa de crecimiento en que se encuentra Mango”, ha destacado el consejero delegado de Mango, Toni Ruiz, “nuestros clientes aprecian y valoran nuestro producto y hemos acelerado nuestra expansión y hecho más eficientes nuestras operaciones”. Mango está presente en más de 110 mercados, aunque sus ventas destacan especialmente en España, Francia, Reino Unido e Italia, donde cuentan con un plan de expansión por el sur del país.