1 de octubre de 2022 | Actualizado 16:39

Transportes licita la redacción del proyecto de un cuarto carril entre Martorell y Vilafranca

La inversión estimada es de 140 millones de euros para incrementar la capacidad de la AP-7 en más de 23 kilómetros
Servei Català de Trànsit

El ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha licitado la redacción del proyecto para crear un cuarto carril en el tramo de la AP-7 comprendido entre Martorell y Vilafranca del Penedès, ambas ubicadas en la provincia de Barcelona. El contrato estima una inversión de 140 millones de euros para incrementar la capacidad de la autopista en un tramo superior a los 23 kilómetros. Este nuevo trazado agilizaría el tráfico desde El Vendrell hasta El Papiol una zona donde se ha registrado un aumento de la presencia de vehículos del 20% desde el fin de los peajes.

Se trata de una actuación anunciada en abril por el secretario general de Infraestructuras, Xavier Flores, fecha en la que afirmó que el nuevo tramo se construirá sobre una longitud aproximada de 50 kilómetros y estará disponible en 2025. Este tramo comprendido entre Martorell y Vilafranca cuenta con una intensidad media diaria de 100.000 vehículos y es escenario de las colas kilométricas que se registran cada fin de semana. Desde el ministerio aseguran que esta licitación se enmarca en sus trabajos “para adecuar las autopistas a la nueva realidad” que ha comportado la liberalización de las carreteras catalanas.

100.000 vehículos

El tramo entre Martorell y Vilafranca cuenta con una intensidad media diaria de 100.000 vehículos

Al mismo tiempo, el ministerio ha licitado la redacción del proyecto del cuarto carril del tramo entre Sant Celoni y Montornès del Vallès. En este caso, el importe estimado asciende a 115 millones de euros que se destinarán a incrementar la capacidad de la autopista en más de 22 kilómetros. “Los estudios realizados con carácter previo a la liberalización de la autopista”, señalan desde la institución, “ya anticiparon un significativo incremento de tráfico y la necesidad de poner en marcha actuaciones”. Asimismo, han remarcado que a esta decisión se sumarán otras licitaciones “próximamente, todas ellas consensuadas con el territorio”.

Con el mismo objetivo de reducir la siniestralidad y las retenciones en la AP-7, la Generalitat de Catalunya habilitó hace un mes dos carriles adicionales, uno entre Sant Celoni y Parets del Vallès y otro en la C-32 norte, entre Llavaneres y Montgat. El consejero de Interior de Catalunya, Joan Ignasi Elena, también limitó la velocidad a 110 km/h en esta autopista y a 100 km/h en los tramos donde se acumulan las incidencias de la parte central de la AP-7 y la B30. Por su parte, los vehículos pesados deben circular a 80 km/h por la derecha en el tramo de dos carriles ubicado al sur de la AP-7 y en el segmento central durante los viernes, los días de especial confluencia de tráfico y las jornadas previas a un festivo a partir de las 17h.