29 de septiembre de 2022 | Actualizado 6:03

La geopolítica y la inflación auguran una desaceleración del comercio exterior español

El incremento de los precios de los productos permite alcanzar cifras históricas en el valor de exportaciones e importaciones hasta mayo
Puerto de Valencia | J.C.P.

La dificultad de la actual situación geopolítica internacional con el conflicto en Ucrania y la inflación persistente, entre otros factores, abonan las tesis de una desaceleración del comercio exterior español para lo que resta de ejercicio. Hasta mayo, ha alcanzado cifras históricas en el valor de las exportaciones y las importaciones, producto del ascenso de los precios, aunque también se ha registrado un mayor volumen, según los datos hechos públicos por la secretaría de Estado de Comercio del ministerio de Industria, Comercio y Turismo. El analista de coyuntura económica del Instituto de Economía Internacional de la Universidad de Valencia, Vicente Pallardó, ha afirmado que se “ha empezado a notar la desaceleración ya en el último mes y la situación económica ha girado a peor”. No “parece que vaya a mejor la situación geopolítica y las tasas de inflación están mermando el poder adquisitivo de nuestros socios”, ha corroborado Pallardó.

“La desaceleración ya se ha comenzado a notar y la situación económica ha girado a peor”
Vicente Pallardó Investigador del Instituto de Economía Internacional de la Universidad de Valencia

Junto a ello, el investigador del Instituto de Economía Internacional de la Universidad de Valencia ha puesto sobre la mesa “la subida de tipos de interés, que va a ser muy intensa en el corto plazo, pero que va a finalizar antes de lo que los mercados predicen, y va a tener un incremento muy notable en la Eurozona”. Por todos estos condicionantes, Pallardó sostiene que la “demanda interna de los países se va a resentir, y con ella las exportaciones y las importaciones”. En este sentido, el jefe del Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de España, Raúl Mínguez, también prevé “una cierta desaceleración del sector exterior, aunque se mantendrán las tasas positivas en el segundo semestre y las previsiones apuntan a que continúen en positivo durante el próximo año, a expensas de cómo evolucione la situación de incertidumbre derivada de la guerra en Ucrania”.

“A pesar de la desaceleración, se mantendrán las tasas positivas durante el segundo semestre”
Raúl Mínguez Director del Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de España

En este sentido, Mínguez ha destacado que el impacto directo del conflicto bélico en España “ha tenido un efecto limitado, mientras que en los países con mayor relación con Rusia y Ucrania, sobre todo en energía y algunas materias primas, es más intenso”. Por ello, ha añadido, “las economías de estos países se pueden desacelerar y hacer que se resientan las exportaciones” españolas a dichos destinos. El jefe de Estudios de la Cámara de Comercio de España ha identificado también “dos cuestiones positivas para España en el caso de las exportaciones”. En primer lugar, “nuestra base exportadora, es decir, el número de empresas exportadoras, ha crecido en lo que va de año, mientras que en anteriores crisis estas relaciones comerciales desaparecían, lo que nos permitirá mantener ritmos de crecimiento importantes”. Asimismo, ha subrayado que la “paridad entre el euro y el dólar hace que nuestros productos se abaraten, sobre todo para las exportaciones fuera de la zona euro, lo que es una oportunidad para que nuestras ventas al exterior aumenten hacia esos mercados”.

CIFRAS RÉCORD DE EXPORTACIONES E IMPORTACIONES HASTA EL MES DE MAYO
Las exportaciones españolas de bienes han ascendido el 24,4% entre enero y mayo de 2022 respecto al mismo periodo de 2021, hasta rozar los 156.000 millones de euros. En el caso de las importaciones, han crecido el 40,7% sobre los cinco primeros meses del año pasado y han superado los 182.500 millones de euros. La inflación ha jugado un papel fundamental en que ambos apartados hayan registrado sus mayores valores históricos para este periodo,. En el caso de las exportaciones, los precios aproximados por los índices de valor unitario han subido el 17,2%, mientras que el volumen lo ha hecho el 6,1%. en cuanto a las importaciones, los precios han crecido el 19,9% por el 17,4% de aumento del volumen.

En este sentido, Vicente Pallardó ha destacado este incremento “del déficit y la caída de la tasa de cobertura por la evolución de los precios de los productos energéticos, de los que España es muy dependiente”. Asimismo, ha subrayado el “dinamismo muy llamativo de exportaciones e importaciones, que tienen que ver con el incremento de los precios y la normalización de las relaciones tras la pandemia y la crisis sanitaria”. El investigador del Instituto de Economía Internacional de la Universidad de Valencia ha destacado “la caída del sector del automóvil frente al crecimiento de todas las partidas, que tiene que ver con las dificultades que está pasando como las crisis de los microchips”.

Por su parte, el jefe del Servicio de Estudios de la Cámara de Comercio de España, Raúl Mínguez, también ha citado el dinamismo “de la economía española, que es mayor al de otros países de su entorno”. De hecho, ha continuado “las previsiones apuntan a un crecimiento de la economía española del 4%, superior al contexto europeo”. También ha subrayado el fuerte “comercio de productos energéticos a escala global, probablemente para asegurarse el suministro ante lo que pueda venir en el futuro”.

“El encarecimiento de los precios es la principal causa del aumento del déficit comercial”
Xiana Méndez Secretaria de Estado de Comercio

El saldo comercial ha registrado un déficit de 26.569,7 millones de euros hasta mayo, muy superior al de 4.419,6 millones de euros registrado en el mismo periodo de 2021. La tasa de cobertura se ha situado en el 85,4%, más de 11 puntos porcentuales por debajo de la registrada entre enero y mayo de 2021. En este sentido, el saldo no energético “ha arrojado un déficit de 5.580,9 millones de euros, frente al superávit de 3.956 millones del mismo periodo de 2021. El déficit energético ha aumentado hasta los 20.988,8 millones de euros por los 8.375 millones de euros entre enero y mayo de 2021”, han explicado desde el ministerio de Industria, Comercio y Turismo. La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, ha afirmado que el “encarecimiento de los productos por el alza de la energía sigue siendo la principal causa del aumento del déficit comercial motivado por un entorno global menos favorable”. No obstante, “si descontamos los aumentos de precios, la evolución en volumen de las exportaciones y las importaciones es también muy favorable”.

Las exportaciones españolas entre enero y mayo registran un mayor crecimiento que el registrado en la Unión Europea y la Zona Euro, además de los principales países de nuestro entorno, como Alemania, Francia e Italia. Las exportaciones dirigidas a la Unión Europea han crecido el 27,1%, mientras que a la zona euro se han incrementado el 26,7%. En el caso de las exportaciones a terceros destinos, han crecido el 20,2% con respecto al periodo comprendido entre enero y mayo del año pasado. Las principales contribuciones a las exportaciones han venido del sector de productos químicos, energéticos, semimanufacturas no químicas y alimentación, bebidas y tabaco. La única contribución negativa proviene del sector del automóvil. Los principales crecimientos en lo que a comunidades autónomas se refiere se han registrado en Canarias, Baleares y la Comunidad de Madrid.