15 de agosto de 2022 | Actualizado 15:51

Hive aterriza en España con un modelo end-to-end dirigido a marcas nativas digitales

La compañía alemana cuenta con un centro de fulfillment en Alcalá de Henares y aspira a alcanzar los 100.000 pedidos mensuales para 2023
Pexels

La startup alemana Hive aterriza en España con un modelo end-to-end dirigido a marcas nativas digitales. “Nuestra visión es democratizar los procesos logísticos de alta calidad con una tecnología puntera detrás de todas las marcas, independientemente de su tamaño”, resumen el director general de Hive en España, Rodolfo Vélez. Desde sus centros de fulfillment distribuidos por Europa, Hive prepara pedidos y realiza entregas en cualquier punto del continente en menos de 72 horas. Para ello, ha diseñado un software que se integra en las plataformas de ecommerce de las compañías en 15 minutos y permite a sus clientes gestionar sus fletes, disponer de trazabilidad de sus envíos en tiempo real y generar etiquetas de devolución a partir de su plataforma tecnológica. “Nuestra misión es ser el cerebro operativo de las marcas con las que trabajamos”, añade Rodolfo Vélez.

Hive no descarta ampliar su almacén de Madrid, trasladarse a otro con más capacidad o abrir un segundo

En el caso de España, Hive cuenta con un primer centro de fulfillment en Alcalá de Henares (Madrid), aunque no descartan ampliarlo, migrar su actividad a infraestructuras mayores o añadir un segundo centro en función de la demanda. “El hecho de estar en Madrid nos permite cubrir mejor España y también Portugal”, asegura el director general de la compañía en España. En un principio, la startup también valoró Barcelona como centro de operaciones: “Barcelona está claramente mejor ubicado para pedidos a Europa”, explica, “pero como estamos ya presentes en París, en Milán y en Berlín, nos pareció más estratégico posicionarnos en Madrid”. Asimismo, la compañía ve como una opción continuar su expansión en España a través de la capital catalana con la apertura de un segundo almacén. Además del modelo estándar end-to-end, Hive ofrece el servicio Pan-EU para redistribuir automáticamente el stock de sus clientes entre sus centros de fulfillment repartidos por Europa. “Este servicio paneuropeo lo que permite a las marcas es que hagamos redistribución automática con nuestras propias predicciones de su nivel de stock y se despreocupen totalmente de romper el stock de una referencia en un país concreto”, desgrana Rodolfo Vélez.

Su objetivo es alcanzar la cifra aproximada de 100.000 pedidos al mes a mediados de 2023 y confían en el crecimiento del ecommerce para conseguirlo: “Para nosotros, España es un mercado estratégico”, destaca, porque “ha sido el único mercado que en 2021 ha crecido a nivel ecommerce en toda Europa y está en el top 3 mundial en cuanto a crecimiento”. Hive se estrena en España de la mano de Naturalmojo y Skingood, ambas marcas digitales de cosmética, que se suman a las más de 150 empresas que confían su logística a esta startup. Además de la cosmética, Rodolfo Vélez señala que los suplementos nutricionales y los accesorios, “desde bisutería hasta accesorios de moda”, son los sectores que más demandan sus servicios. “En general, las marcas que trabajan con nosotros crecen, porque al final es algo muy estratégico”, asegura. Esta mejora de resultados se sustenta, según apunta el director general en España de Hive, en que “llega un momento en el que las startups que hacen B2C consumen mucho tiempo gestionando la logística y los procesos operativos y el hecho de externalizarlos en Hive les suele ayudar mucho a crecer y, por tanto, también a captar inversión”.

“La receta de nuestro éxito es que nos adaptamos constantemente a lo que las marcas necesitan”
Rodolfo Vélez Director general de Hive en España

El reparto de última milla lo realizan operadores logísticos que cierren previamente acuerdos con Hive para cubrir las necesidades de las marcas. En España, Rodolfo Vélez afirma que “de momento ya trabajamos con GLS, pero es bastante probable que lo hagamos con Seur y Correos y, en los próximos meses, también añadiremos a Paack”. Más tarde, ampliarán su cartera de compañías de transporte para que sus clientes pueda elegir, y además, la plataforma cuenta con un sistema de optimización de sus envíos: “Las marcas pueden elegir el carrier con el que quieren trabajar”, especifica, “pero también les sugerimos en función de las zonas donde quieren entregar, de los horarios e incluso de las dimensiones del paquete, tanto por calidad como por coste”.

SOSTENIBILIDAD Y CUSTOMIZACIÓN
Desde Hive aseguran que su principal ventaja es la flexibilidad: “La receta de nuestro éxito es que nos adaptamos constantemente a lo que las marcas necesitan”, destaca Rodolfo Vélez. De ahí que prefieran operar sus propios almacenes con su software y su propio sistema de gestión de almacén, “lo cual nos permite controlar la calidad de la A a la Z” y ofrecen una mayor posibilidad de customización de los pedidos. Por otro lado, evitan sincronizarse con el proveedor logístico. “El hecho de no tener un software propio que vaya desde la plataforma de ecommerce de la marca hasta el almacén suele generar bastantes errores”, añade.

Han cerrado un acuerdo con GLS para la última milla, al que se podría sumar Seur, Correos y Paack

Hive traslada la misma filosofía a la automatización de sus almacenes: “Cuanto más automatizas todos los procesos de fulfillment dentro del almacén, más flexibilidad pierdes para poder adaptarte a todas las customizaciones o personalizaciones que nos piden las marcas”, apunta Rodolfo Vélez. “Si es necesario, hasta escribimos a mano tarjetas para añadirlas al pedido”. Ahora bien, la startup no descarta automatizar parte de sus procesos, como el picking, aunque no es prioritario “porque resta mucha flexibilidad y customización a las marcas”. También disponen de dos opciones de packaging, el del propio cliente o el elaborado por Hive, que proviene 100% de materiales reciclados. De hecho, “les podemos ayudar a custodiar su packaging con proveedores variados que tenemos dentro de Hive”, explica el directivo de la empresa en España.

Las marcas pueden customizar su propio packaging o utilizar el proveniente de materiales reciclados de Hive

Aunque su perfil de cliente con empresas nativas digitales que venden al consumidor final, Hive aspira a llegar a compañías físicas que lancen su canal online y cree que el tejido empresarial español de este tipo “tiene margen de mejora en cuanto a la digitalización”. Desde su creación en mayo de 2020, la startup registra un crecimiento anual del 1.000%, espera alcanzar la rentabilidad global en 2024 y recientemente ha levantado un total de 41 millones de euros de rondas de financiación, lideradas por los inversores Tiger Global y Activant. Actualmente, está presente en Alemania, Francia, Italia y España y esperan expandirse a Reino Unido a finales del 2022.