29 de septiembre de 2022 | Actualizado 16:32

La creación de nuevo suelo y la electrificación concentran las inversiones del puerto de Bilbao

El petróleo crudo y las importaciones de gas natural han impulsado los tráficos del recinto vasco en el primer semestre del año
Autoridad Portuaria de Bilbao

La Autoridad Portuaria de Bilbao tiene previsto invertir 35 millones de euros durante el presente ejercicio, tal y como ha anunciado el presidente de la institución, Ricardo Barkala, en el balance del primer semestre que ha realizado hoy. Las principales partidas están destinadas “a crear nuevo suelo dada la demanda existente, iniciar la electrificación de los muelles y a la mejora de los accesos ferroviarios”, ha indicado. La demanda de espacio supera “a la superficie con la que contamos y, por eso, tenemos que tomar buenas decisiones”, ha añadido Barkala. En este sentido, ha destacado que continúan “las obras de ampliación del muelle AZ-1, que aportarán 50.000 nuevos metros cuadrados y una línea de atraque de 251 metros lineales”. El presidente ha resaltado que ya “se ha ejecutado el 50% de la obra, que finalizará en la primavera de 2023 y cuya inversión asciende a 27,4 millones de euros”.

“La demanda de suelo supera a la superficie que tenemos disponible en el puerto de Bilbao”
Ricardo Barkala Presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao

Asimismo, ha indicado que ya se ha finalizado “la primera fase del Espigón Central, que ha supuesto un total de 362.000 metros cuadrados de los 412.000 que tendrá en total, con una inversión de 112 millones de euros de la que parte se ha realizado este año”. Por lo que respecta a la electrificación de los muelles, se “ha obtenido una financiación de 4,3 millones de euros del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia” y, además, “el proyecto BilbOPS ha sido uno de los seleccionados por el Mecanismo Connecting Europe, lo que permitirá recibir una subvención del 30% (14,2 millones de euros) para la electrificación de los muelles de cruceros, ferries y contenedores”, ha explicado el presidente de la autoridad portuaria. También ha concretado que la primera licitación del proyecto de electrificación “se realizará a finales del presente año”.

La Autoridad Portuaria de Bilbao financia la obra civil del nuevo apartadero de la estación de Orduña

Por lo que respecta al tráfico ferroviario de mercancías, Barkala ha indicado que Adif “ha licitado en julio los contratos de obra de una nueva vía de apartado de 750 metros en la estación de Orduña, que permitirá agilizar y mejorar la operativa de los convoyes ferroviarios de mercancías entre el puerto de Bilbao y la meseta”. En este sentido, el coste de la actuación “de vía, electrificación e instalaciones de control y señalización se han licitado en dos contratos, por un importe global de algo más de 10,8 millones de euros, de os que la autoridad portuaria financiará 3,8 millones con cargo al Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria, destinados fundamentalmente a la obra civil”, ha manifestado el puerto vasco.

INVERSIONES PRIVADAS COMPROMETIDAS DE 250 MILLONES DE EUROS
El presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao ha destacado los “más de 250 millones de inversión privada ya en ejecución o comprometida para proyectos de descarbonización, energías alternativas y ampliaciones de tráficos estratégicos”. Entre ellos, ha destacado el hub de descarbonización de Petronor-Repsol, con una inversión de 103 millones de euros; la solicitud de ampliación de la planta de eólicos de Haizea Wind Group, donde se prevé invertir en el entorno de 150 millones de euros, la ampliación de la terminal convencional y Ro-Ro de Toro y Betolaza en la primera fase del Espigón Central, para una nave de 21.600 metros cuadrados con una inversión de 5 millones de euros y la construcción de seis nuevos tanques de almacenamiento de graneles líquidos, agroalimentarios y agroenergéticos por parte de Deposa, con un millón de euros de inversión.

PETRÓLEO CRUDO Y GAS NATURAL IMPULSAN LOS TRÁFICOS HASTA JUNIO
El importe de la cifra de negocio del puerto de Bilbao entre enero y junio ha ascendido a 32,6 millones de euros, frente a los 31,3 millones del mismo periodo de 2021, lo que representa un incremento del 4,1%, similar al incremento del tráfico de mercancías del recinto vasco que, con cerca de 16 millones de toneladas, ha crecido el 4,3% sobre el primer semestre del pasado año. Ricardo Barkala ha destacado “el incremento de más de un millón de toneladas de los graneles líquidos, el 14% más que en el mismo periodo del año pasado, debido principalmente a la recuperación en la producción de la refinería y al crecimiento de las importaciones de gas natural”. La mercancía convencional también ha experimentado mejoras y ha crecido el 7%, “empujada por el papel y la pasta, la maquinaria y los materiales de construcción”, ha subrayado el presidente.

El Brexit, la mayor rotación de los buques y el aumento de su capacidad ha favorecido el auge del tráfico rodado, que se ha incrementado el 29% con respecto a los seis primeros meses de 2021. Este crecimiento “se apreciará con más intensidad en el segundo semestre del año” y ha recordado la introducción de buques “con más capacidad y más sostenibles como el ‘Salamanca’ de Brittany Ferries y los buques híbridos Finneco de Grimaldi“, según Ricardo Barkala. La carga de proyectos también ha incrementado su cuota con respecto al primer semestre de 2021 en el 6% y el transporte ferroviario ha crecido el 7% con 2.208 trenes.

32,6 millones

La cifra de negocio de la Autoridad Portuaria de Bilbao ha alcanzado los 32,6 millones de euros hasta junio

En el lado opuesto se sitúan los graneles sólidos, con un descenso del 25% por la caída de los minerales no metálicos, la chatarra y el cemento y el clínker. Barkala ha destacado que los contenedores “descienden el 2%, sobre todo por la caída de tráficos como los metalúrgicos y siderúrgicos”. En este sentido, ha apuntado que parecen “ya superados los problemas de congestión que generó la huelga del transporte, con crecimientos importantes en los últimos meses que aún no se reflejan en el acumulado”. El mercado que más ha crecido es el de Estados Unidos, por las importaciones de gas, mientras que el que más ha caído es Rusia, por el descenso de importaciones de hidrocarburos y gas.