29 de septiembre de 2022 | Actualizado 19:45

El puerto de Tarragona registra en junio su récord histórico de tráficos agroalimentarios

El movimiento de mercancías del recinto crece por encima del 6% en todos los segmentos excepto los líquidos a granel, su principal tráfico
Autoridad Portuaria de Tarragona

Las terminales del puerto de Tarragona han movido durante el mes de junio más productos agroalimentarios que en toda su serie histórica. Con un crecimiento interanual del 130,5%, las 576.317 toneladas de cereales, piensos y harinas registradas en el sexto mes del año constituyen un nuevo récord. Un hito que también se extrapola al conjunto del primer semestre, en el que se han incrementado los movimientos de estos graneles sólidos el 46,3% respecto al 2021, alcanzando los 2,8 millones de toneladas. La Autoridad Portuaria de Tarragona atribuye estos resultados al movimiento de cereales y harinas, que en el mes de junio crecieron el 189% y en la cifra semestral, el 49,7%.

“Crecer en un año de tanta incertidumbre es muy buena noticia para la economía del país”
Josep Maria Cruset Presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona

En la suma global de tráficos, el enclave tarragonense mantiene su recuperación tras la pandemia, creciendo por encima del 6% respecto al año pasado, con 16 millones de toneladas movidas. Este incremento ha sido impulsado por el buen comportamiento de los sólidos a granel (+42,1%) y la carga general (+26,8%), pero se ha visto mitigado por cifras negativas en los líquidos a granel (-7,2%), que constituyen el principal tráfico del puerto, con más de 9,7 millones de toneladas movidas. La evolución de los últimos años muestra una tendencia a la diversificación del tráfico marítimo de Tarragona, pues los sólidos le han ganado el 10% a los líquidos desde la llegada de la pandemia y ya se sitúan por cerca del tercio de tráficos totales.

De todos modos, “el arranque de 2022 ha sido muy positivo, con resultados superiores a 2021”, constata el presidente de la autoridad portuaria, Josep Maria Cruset, lo que les permite “seguir creciendo dentro del grupo de cabeza de puertos del sistema portuario estatal”. De hecho, se trata del tercer mejor mes de junio en los últimos 20 años, con crecimiento interanual del 16,8% y un movimiento de 3.044 millones de toneladas, tan solo superado en 2007 y 2009.

“En un año con importantes incertidumbres, como los efectos de la guerra en Ucrania, el aumento de precio de la energía, las sequías o la inflación”, manifiesta Cruset, “el hecho de poder mostrar unos resultados en positivo es una muy buena noticia para el puerto y para la economía del país”. A pesar de este crecimiento, los graneles líquidos han sufrido durante la primera mitad del año, con caídas en todos sus segmentos del tráfico. Esta dinámica ha estado especialmente presente en el mes de junio, cuando han registrado un descenso del 13,9%, con caídas en el crudo (-18,6%), otros productos petrolíferos (-10,1%) y los químicos y biocombustibles (-10,6%).

Sin embargo, las cifras de los graneles energéticos líquidos se han compensado con los sólidos, como el carbón y el coque de petróleo, que han pasado de las 126.000 toneladas movidas en junio del 2021 a las 526.000 del mes pasado, lo que supone un incremento del 317%. Si se observa el acumulado de enero a junio, el crecimiento se mantiene al 77,8% con un volumen de tráficos de 1,74 millones de toneladas.

Por último, la autoridad portuaria se congratula por las buenas cifras de la carga general, el segmento del tráfico que constituye su principal apuesta de cara a crecimientos futuros. Durante el primer semestre de 2022, el incremento alcanza el 26,8%, gracias al aumento registrado en la carga contenerizada (+132,9%), con 54.874 teus movidos, respecto a los 23.557 del año anterior. Además, también mantienen su senda de crecimiento la cifra de vehículos nuevos (+13,9%) y la de tráfico de animales vivos (+69,4%).