29 de septiembre de 2022 | Actualizado 19:45

El exceso de stocks para evitar roturas suscita un aumento de las devoluciones en el sector pharma

La industria farmacéutica confía en la tecnología y la recogida de devoluciones en el mismo trayecto que las entregas para mitigar su impacto
Freepik y Sigre

La pandemia y la situación geopolítica derivada de la guerra de Rusia en Ucrania, sumado a las movilizaciones de transporte, la inflación y la subida de los precios de los carburantes, ha generado inestabilidad y desequilibrios en prácticamente todas las actividad económicas. Tras el protagonismo obligado durante la pandemia, ¿qué está ocurriendo con el sector pharma y su logística en el nuevo contexto? Las actuales circunstancias provocan un mayor interés por evitar una rotura de stock en este sector tan competitivo y vital por su impacto sanitario, según explica un director técnico farmacéutico de un operador logístico. Este exceso de stock ocasiona, a su vez, un aumento de las devoluciones en farmacia. 

Los laboratorios aplican descuentos cuanto más compres y estimulan el sobrestocaje

En este sentido, fuentes del sector logístico pharma confirman un incremento de las devoluciones en los últimos años, que explican así: “La tendencia en alza del mercado mayorista sumado al entorno socio-económico VUCA (Volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad) genera que el control sobre el inventario no sea el más adecuado, esto redunda en mayores volúmenes de producto devuelto”, explica un director técnico farmacéutico en España. Por su parte, el director general de Movianto iberia, José Luis Hurtado, considera que “las devoluciones en el canal retail (farmacias) se han incrementado en valores absolutos dado que las ventas totales han aumentado”. “Se estima que lo que se devuelve es un 3% del volumen de venta, si es más alto algo se está haciendo mal”, apostillan fuentes de la industria farmacéutica. 

Este aumento de las devoluciones se debe a la competitividad entre laboratorios, sostienen desde los actores logísticos pharma. De hecho, explican que “esto genera que vendan con descuento, pero a grandes cantidades, los genéricos compiten por el precio porque al usuario le da igual que sea la marca A, B o C, eso lo establece la farmacia, por lo que los laboratorios aplican descuentos cuanto más compres y estimulan el sobrestocaje”.

Una posible solución sería emplear la inteligencia artificial y la tecnología para tener un control de stock y una gestión de almacén. “El futuro debe ser apoyarnos en la tecnología (IA o Bussines Inteligence) para aplicar a la gestión de stocks en el punto final, lo que redundaría en un mayor aprovechamiento de la logística de última milla y en evitar los sobrestocajes y, en el caso de las devoluciones, debería buscarse la manera de consolidarlas para evitar multiplicidad de envíos”, sostienen estas fuentes. Por su parte, el director de Operaciones de la cooperativa de distribución farmacéutica Fedefarma, Francesc Miret, apunta que están trabajando en incrementar la seguridad en las respuestas de disponibilidad a la farmacia en la transmisión del pedido. De esta forma, “se evita realizar pedidos redundantes, teniendo el servicio a su paciente asegurado”, apostilla el director de Operaciones de la distribuidora farmacéutica. 

“Realizamos las recogidas de devoluciones en el mismo recorrido que la entrega de pedidos”
Francesc Miret Director de Operaciones de Fedefarma

A pesar de este incremento en las devoluciones, no han identificado un incremento como tal en los costes de la logística inversa. ¿Cómo es posible? Según sostiene Francesc Miret (Fedefarma), “las recogidas de devoluciones se realizan en el mismo recorrido que la entrega de pedidos, por lo que no hemos registrado ningún incremento de costes logísticos”. Ahora bien, desde un gran operador logístico del sector pharma alertan de que “la logística inversa se diluye en la propia distribución de venta, es un porcentaje pequeño y lo que a priori dirías que no te compensa recogerlo porque gastas más en gasoil no se analiza en detalle porque se diluye en el total de la cadena de distribución”. En todo caso, estas fuentes advierten que “si la situación se descontrola y llegamos a un punto en el que es insostenible, quizás el primero que se atreva a tomar medidas en la logística inversa salga beneficiado”. Desde Movianto recalcan que si una entrega se realiza en 24 horas, una devolución tarda más días en gestionarse, con el inconveniente que ello conlleva. Por ello, abogan por confiar en empresas que se dedican exclusivamente a las devoluciones.

El principal problema es asegurar que el producto está a la temperatura marcada durante toda la cadena

En cualquier caso, los distribuidores farmacéuticos coinciden en que el principal problema de la logística inversa, más allá de los costes, es asegurar que el producto está a la temperatura marcada durante toda la cadena. “Al final, no deja de ser una logística cara, porque hay mucha diferencia en cuanto a transportar un producto a temperatura controlada o no y la logística inversa se suele asumir como una parte que casi va a pérdida para los laboratorios y muchas veces para los mayoristas, por lo que cuesta pagar por ello”, recalcan fuentes del sector. También, según añade José Luis Hurtado (Movianto), se genera un problema común en todas las devoluciones: el coste elevado “entorno a un 40% más, con unos plazos de entrega superiores”.

Además, explica que muchas veces, aunque los mayoristas ya tienen toda la capilaridad montada para sus farmacias porque hacen rutas diarias y “no les cuesta llevarse las cosas de vuelta al almacén”, tienen que asegurarse de que la ruta muere allí para que el producto no esté fuera de la trazabilidad. Aun así, destaca que no se deja de pagar un transporte a temperatura controlada, “es decir, más caro que un transporte convencional”, para que quizás el “director técnico farmacéutico detecte que no es apto para la venta”.

¿CÓMO FUNCIONA LA LOGÍSTICA INVERSA EN PHARMA?
La industria farmacéutica ha notado un incremento de devoluciones, pero ¿cómo se gestionan operativamente estos procesos? En primer lugar, la logística inversa en farmacia tiene dos canales, el del consumidor y el de las propias farmacias. Los consumidores pueden depositar los productos caducados en los denominados puntos Sigre instalados en las farmacias. Concretamente, son 22.100 farmacias las que colaboran en España y a través de las que se recogieron más de 1,6 millones de bolsas con medicamentos devueltos en 2021.

La distribución farmacéutica es la responsable de recoger de las farmacias las bolsas Sigre con los residuos de medicamentos y sus envases cuando se encuentren llenas. Una vez recogidas, en cualquiera de las visitas que realizan a la farmacia diariamente para el suministro de medicamentos, son trasladadas a sus almacenes y depositados allí en contenedores estancos, ubicados a su vez en una zona especialmente identificada de sus instalaciones y separada del resto de productos farmacéuticos. “En los almacenes de la distribución, los residuos de medicamentos y sus envases son transportados a la planta de clasificación de envases y residuos de medicamentos que se encuentra ubicada en la localidad vallisoletana de Tudela de Duero”, explican desde Sigre.

1,6 millones de bolsas con medicamentos devueltos

Losp untos Sigre recogieron más de 1,6 millones de bolsas con medicamentos devueltos en 2021

Por otro lado, cuando la devolución proviene de las farmacias, el funcionamiento es similar. En el caso de Fedefarma, el establecimiento realiza la propuesta de devolución de productos a través de su área privada, que tiene ubicada en su web. Una vez registrada la propuesta de devolución, la imprime y la introduce junto a los productos en unas bolsas que les facilitan. En la hoja de ruta, al repartidor ya le viene indicado que ha de realizar una recogida en la farmacia, lo que queda registrado en el momento de realizarla, ya que el repartidor registra el código de barras impreso con su terminal y actualiza el estado en la web. A la llegada al almacén, se registra de nuevo la recogida y se actualiza el estado en la web, facilitando que el socio disponga de trazabilidad sobre el producto devuelto. 

Passador

RECICLAJE DE LOS PRODUCTOS FARMACÉUTICOS

Fuente: Sigre

Los productos sanitarios devueltos se dividen en lo que, según las GDPS (Normativa europea sanitaria sobre las buenas prácticas de distribución), se califica como aptos o no aptos para reintegrarse al canal de distribución. Para que un producto se pueda volver a vender tiene que estar íntegro, no haber estado más de 10 días fuera del canal seguro, es decir, el de distribución que viene desde el laboratorio fabricante y después todos los pasos posteriores por los que pasa por la cadena, distribución y distribución mayorista. 

En España, estas normativas las establecen las consejerías de las comunidades autónomas, "por lo que cada una es un poco más o menos laxa con los días”, reconocen los actores logísticos. En todo caso, siempre que se cumplan sus premisas, que el producto este íntegro, dentro de su fecha de caducidad (con un tope máximo de seis meses) y no haya superado estos 10 días, se puede retornar al centro de distribución. “Tienes que asegurar que mantiene esta temperatura en el retorno y una vez que llega al centro de distribución se comprueban todas las variables necesarias para volver al circuito de venta", confirman desde un operador logístico especializado en el sector farmacéutico. Después, "un director técnico farmacéutico tiene que aprobar ese retorno para que pueda ser reintegrado a la venta, en ese caso se considera apto”, añaden. Es destacable que los productos aptos pueden entrar más de una vez en la logística inversa siempre que se aseguren las GDPS.

Los productos aptos pueden entrar más de una vez en la logística inversa siempre que se aseguren las GDPS

Los productos no aptos, los rotos, los que no tienen rotación o venta y los caducados se devuelven al laboratorio (si el laboratorio se lo ha vendido de forma directa) o al gestor de devoluciones. Estos se recogen en la farmacia, ya no hay problemas de temperatura porque no van a volver al canal de venta, se devuelven al centro y ahí se clasifican. “Existe un Real Decreto (RD 726_82) que obliga a los mayoristas y farmacias a compensar económicamente por estos productos caducados, es un importe sobre el precio de venta del producto", recuerdan desde el sector logístico. Esta normativa provoca que "los mayoristas y las farmacias dependientes de estos mayoristas necesiten gestionar sus productos no aptos (caducados y no caducados) para conseguir una compensación económica y es el laboratorio quien se encarga de hacer los abonos”, concretan las mismas fuentes.