7 de octubre de 2022 | Actualizado 0:01

El túnel de Costablanca se pone en marcha para avanzar en las obras del Corredor Mediterráneo

El tramo actúa como vía de paso para la circulación mientras se ejecutan las obras en la vía existente entre Castellbisbal y Martorell
Adif

El gestor de infraestructuras ferroviarias (Adif) ha puesto en servicio el nuevo ramal ferroviario del túnel de Costablanca, entre Martorell y Castellbisbal (Barcelona), en el marco de los avances del Corredor Mediterráneo en Catalunya. El tramo permitirá enlazar, en ancho estándar, la infraestructura entre el nudo de Castellbisbal y la frontera francesa con los trayectos entre el nudo de Vila-seca, Sant Vicenç de Calders y Martorell, en proceso de construcción, así como con otras actuaciones en marcha en las comunidades autónomas por las que discurre el corredor.

El ramal de Costablanca seguirá en servicio al finalizar las obras para aumentar la capacidad de circulación de trenes

Una vez obtenida la autorización de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) para su puesta en servicio, los trenes de viajeros y de mercancías dejarán de utilizar temporalmente el trazado existente entre Martorell y Castellbisbal para circular por el nuevo ramal en vía única. A partir de ahora, se procederá a adecuar las características del actual túnel de vía doble de Castellbisbal para adaptarlo a los parámetros de interoperabilidad, que permitirán la circulación de trenes en ancho internacional. En el futuro, el ramal de Costablanca seguirá en servicio, permitiendo aumentar la capacidad de circulación de trenes en un trayecto con una elevada densidad de tráfico, tanto de viajeros como de mercancías.

“Adif, gracias al gran esfuerzo de planificación, ejecución e inversión que está desarrollando de acuerdo con los compromisos del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ha recuperado este trazado”, que quedó fuera de servicio a principios de los años 80, cuando entró en operación el túnel de vía doble de Castellbisbal, que discurre en paralelo, según ha anunciado el gestor público. El nuevo ramal de Costablanca tiene una longitud de 1,8 kilómetros, de los que 810 metros son en túnel, en los que se ha llevado a cabo una rehabilitación estructural, recuperando bóvedas y hastiales e implementando una nueva contrabóveda, utilizando para ello cerca de 2.450 metros cúbicos de hormigón.

Además, se ha rebajado la rasante antigua para adecuar el trazado a los gálibos máximos de los estándares europeos, disponiendo de una sección libre de 37,8 metros cuadrados. La actuación ha incluido una excavación interna en el túnel de 9.375 metros cúbicos entre tierras y rocas. Una vez adecuada la estructura del túnel, se pondrá en servicio inicialmente en ancho ibérico para, en una fase posterior, implementar el ancho mixto mediante tercer carril, ha corroborado Adif. Asimismo, se han ejecutado 1,8 kilómetros de vía, de los que 1,4 kilómetros son en placa y el resto sobre balasto, y se han instalado 1,8 kilómetros de catenaria, tanto de tipo rígido como flexible.

En paralelo, y con el fin de reducir el impacto acústico y ambiental generado por el paso de circulaciones, se han colocado 867,4 metros cuadrados de pantallas. Además, para mejorar la permeabilidad entre ambos lados de las vías y la estación de Castellbisbal, se ha construido una pasarela peatonal de 30,2 metros de longitud y 2,6 metros de ancho, dotada de escaleras y rampas para favorecer la movilidad de los peatones.