1 de octubre de 2022 | Actualizado 16:39

El comercio mundial de mercancías apunta a un frenazo en su crecimiento tras el verano

La OMC mantiene sus previsiones de un crecimiento del 3% en el comercio de mercancías para el conjunto del ejercicio
Puerto de Seattle Tacoma

Los volúmenes del comercio mundial de mercancías se mantuvieron al alza durante el segundo trimestre de 2022, si bien el ritmo de crecimiento fue inferior al del primer trimestre, y probablemente seguirá siendo débil en el segundo semestre del año. Es lo que se desprende del Barómetro sobre el Comercio de Mercancías que publica la Organización Mundial del Comercio (OMC). Este índice proporciona información en tiempo real sobre la trayectoria del comercio de mercancías en relación con las tendencias recientes. Según la última lectura, cifrada sobre 100 puntos, coincide con el valor de referencia del índice, lo que indica que la tendencia sigue siendo de expansión, aunque por debajo del ritmo mostrado hasta ahora.

El índice del barómetro está por debajo del volumen real de comercio de mercancías

Sin embargo, el índice del barómetro está por debajo del índice complementario que representa los volúmenes reales del comercio de mercancías, según apuntan los datos de la OMC, lo que sugiere que el crecimiento interanual del comercio puede ralentizarse una vez terminado el verano. No obstante, la organización apunta a que seguirá siendo positivo cuando se dispongan de las estadísticas oficiales del segundo trimestre, ya que “la relajación de los controles de la pandemia en China contrarresta el efecto del conflicto entre Rusia y Ucrania”, asegura el organismo internacional.

El volumen del comercio mundial de mercancías se estancó con un crecimiento interanual que se redujo al 3,2% en el primer trimestre de 2022, frente al 5,7% del cuarto trimestre de 2021. La ralentización del primer trimestre reflejó solo en parte el impacto del conflicto en Ucrania, que estalló a finales de febrero. Los bloqueos en China también pesaron sobre el comercio en el primer trimestre. En cuanto a los componentes del barómetro, la mayoría de los índices muestran un crecimiento en tendencia o por debajo de la tendencia. El índice de pedidos de exportación (100,1) está en la tendencia, pero ha cambiado a la baja respecto a mayo de 2022.

El índice de productos de automoción (99,0) se sitúa ligeramente por debajo de la tendencia, pero ha perdido su impulso alcista. Los índices de transporte aéreo (96,9) y de componentes electrónicos (95,6) están por debajo de la tendencia y apuntan a la baja, mientras que el índice de materias primas (101,0) está por encima de la tendencia. La principal excepción es el índice de transporte marítimo de contenedores (103,2), que ha subido firmemente gracias a los envíos a través de los puertos chinos.

A pesar de todo, la última lectura del barómetro, según apunta la OMC, es coherente con la previsión comercial más reciente de la organización, lanzada el pasado mes de abril, que preveía un crecimiento del 3% en el volumen de comercio mundial de mercancías en 2022. Sin embargo, el organismo reconoce que “la incertidumbre en torno a la previsión ha aumentado” debido al conflicto en curso en Ucrania, el aumento de las presiones inflacionistas y el esperado endurecimiento de la política monetaria en las economías avanzadas. A principios de octubre, la OMC publicará una nueva previsión revisada y actualizada.