7 de octubre de 2022 | Actualizado 0:01

Tarragona incorporará dos drones este año para reforzar la seguridad portuaria

Se prevé que el proyecto se licite durante el próximo mes de septiembre y se adjudique antes de finalizar el año
Autoridad Portuaria de Tarragona

El puerto de Tarragona contará con vuelos no tripulados de drones equipados con tecnología de última generación que incorporará este año para reforzar la seguridad integral portuaria. Se prevé que el proyecto se licite durante el mes de septiembre y se adjudique la compra antes de finalizar el año 2022. Los aparatos servirán para aumentar la vigilancia, la seguridad, la prevención, la lucha contra la contaminación y el control de emergencias. “El puerto lleva trabajando desde hace seis meses para implementar vuelos de drones como herramienta para la mejora de la seguridad”, han asegurado fuentes de la autoridad portuaria.

El puerto está inmerso en la tercera fase del proyecto, que incluye formación para personal propio

Con ello, se podrá mejorar las actuaciones preventivas de seguridad y la gestión y toma de decisiones en situaciones de emergencias o episodios de contaminación ambiental o de lámina de agua del espacio de dominio público portuario. Este proyecto se ha desarrollado con la colaboración de los Servicios y Estudios para la Navegación Aérea y la Seguridad Aeronáutica (Senasa), la sociedad mercantil estatal competente en este tipo de proyectos. La implementación de vuelos de dron propios se dividirá en tres fases. La primera consistirá en una zonificación del espacio de dominio público para definir áreas de riesgo y establecer los requisitos mínimos de seguridad asociados a los vuelos de los drones y, a la vez, establecer los procedimientos administrativos para las autorizaciones de vuelos de terceros en el recinto portuario.

La segunda consistirá en la definición de los distintos usos que, dentro del marco regulador existente actualmente, conforman las diferentes actividades llevadas a cabo en el recinto. Como resultado, la autoridad portuaria ha establecido como prioritarios para la utilización de drones funciones de vigilancia, seguridad y policía de las zonas comunes, incluyendo vigilancia perimetral; prevención de la contaminación marítima; y servicios de prevención y control de emergencias. Actualmente, se trabaja en la tercera y última fase, que consiste en la elaboración de los manuales de seguridad operacional, estudios de seguridad aeronáutica y formación del personal operador propio. Esta última fase se prevé que esté terminada a finales de 2022 y la formación se prolongará durante los primeros meses de 2023.