5 de octubre de 2022 | Actualizado 15:44

Pérez y Cía vende a la familia Hartnoll la mayoría en su naviera Caribbean Feeder Services

Se desconoce la cuantía de la operación, pero desde Hico Investment Group aseguran que el grupo español seguirá como accionista clave
Caribbean Feeder Services

La naviera Caribbean Feeder Services (CFS), propiedad del grupo español Pérez y Cía, ha pasado a manos de la compañía de capital privado Hico Investment Group, dirigida por Tim Hartnoll y propiedad de su familia, que ha adquirido una participación mayoritaria en la compañía marítima de transporte de contenedores. La cifra de la operación no ha trascendido y Pérez y Cía ha declinado realizar declaraciones sobre esta operación. Sin embargo, el director de Hico Investment Group, Chirs Hartnoll, ha asegurado en un comunicado lanzado a través de su perfil en Linkedin que la empresa española se mantiene en esta nueva etapa como un accionista clave de Caribbean Feeder Services. “Trabajaremos en estrecha colaboración con Pérez y Cía para continuar construyendo el negocio”, ha afirmado.

Caribbean Feeder Services ha superado a Boluda como primera naviera española en capacidad de contenedores

Caribbean Feeder Services figura en la lista de Alphaliner como el 53º operador de línea regular del mundo, con 16 buques y una capacidad operativa total de unos 16.000 teus. La compañía presta servicio en el Caribe, Centroamérica, Colombia y Venezuela. Pérez y Cía se hizo cargo de la naviera hace cuatro años y ha llegado a estar situada como la primera española en capacidad de contenedores, por delante incluso de Boluda Lines.

“Nuestra neutralidad fortalece las redes del transportista en la región y contribuye al desarrollo de las redes logísticas y al crecimiento económico de la región del Caribe”, ha subrayado en una actualización en su página web la naviera, en la que confirma la entrada de la familia Hartnoll a través de Hico Investment Group.

Por otra parte, la familia Hartnoll, fundadora y propietaria de X-Press Feeders, también ha incorporado a través del vehículo inversor Hico Investment Group a la firma Bengal Tiger Line (BTL). “El cambio de propiedad no supondrá ningún cambio en la estructura de gestión de Bengal Tiger Line, y el negocio diario permanecerá como statu quo y continuará sin ninguna forma de interrupción”, asegura la naviera en un mensaje de su propia página web, que sostiene también que “esta adquisición está en consonancia con los intereses de Hico en los sectores verticales de la hostelería, la tecnología y el transporte”. Tampoco se han facilitado cifras de esta operación.

La familia Hartnoll es la fundadora y propietaria de la naviera X-Press Feeder

Bengal Tiger Line opera, principalmente, en el Sudeste Asiático y el Golfo Arábigo con buques fletados. Según los datos de Alphaliner, la capacidad operativa de esta naviera en la actualidad es ligeramente superior a los 10.000 teus y sus seis buques la sitúan en el puesto 70 entre los 100 principales operadores con mayor capacidad de transporte marítimo de contenedores en el mundo. Tanto Caribbean Feeder Services como Bengal Tiger Line continuarán operando con sus respectivas marcas pese al cambio accionarial.

Respecto a Hico, fue creada por la familia Hartnoll el año pasado. Otras de sus participaciones son Britoil Offshore Services y la empresa británica especializada en propulsión atómica Core Power. Los Hartnoll también dirigen X-Press Feeders, la decimoséptima naviera del mundo, como parte de su conglomerado empresarial Sea Consortium. Ambas operaciones de compra forman parte, según Chris Hartnoll, del enfoque en el futuro del transporte y la tecnología por parte del fondo de inversión, que “invierte directamente en empresas en crecimiento con el objetivo de agregar valor activamente para hacer crecer los negocios para futuras salidas”.

PÉREZ Y CÍA AMPLIÓ OBJETIVOS EN ASIA CON LA PARTICIPACIÓN EN BRITOIL
Britoil también fue materia de operaciones conjuntas entre Pérez y Cía e Hico, cuando la empresa española anunció su participación en su adquisición. Britoil, con sede en Singapur, es proveedor de buques de transporte marítimo centrado en la ejecución de proyectos de petróleo y gas en alta mar en todo el mundo. En su momento, Pérez y Cía aseguró que esta operación ayudaba a “reforzar su posición de liderazgo, no sólo en América y Europa, sino también en Asia”, y que contribuía a “ampliar sus servicios internacionales tras las adquisiciones anunciadas de varias empresas en Centroamérica y Europa”. Hico actuó como el segundo principal inversor en el proveedor de buques.