27 de septiembre de 2022 | Actualizado 19:02

España mantiene a sus tres grandes puertos dentro de los mejor conectados del mundo

El puerto de Valencia consolida su liderazgo como el recinto mejor conectado del Mediterráneo y el cuarto de Europa
Autoridad Portuaria de Valencia

El puerto de Valencia se ha consolidado en el segundo trimestre del año como el puerto mediterráneo mejor conectado, según el Port Liner Shipping Connectivity Index del segundo trimestre de 2022 que elabora la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad). A nivel europeo sigue ocupando la cuarta posición en el conjunto de Europa tras Rotterdam, Amberes y Hamburgo. Y a nivel mundial, Valencia se sitúa en la posición número 20 en conectividad. En este mismo ranking internacional, Algeciras escala posiciones hasta el puesto 22 y Barcelona se mantiene en el número 25.

En el caso del puerto valenciano, enlaza con cerca de 1.000 puertos de 168 países diferentes. Operan un centenar de líneas regulares gestionadas por 35 compañías navieras diferentes, que conectan con los principales mercados mundiales, “pero la capilaridad del puerto también permite enviar productos a islas remotas como Papúa Nueva Guinea, Vanuatu, Wallis and Futuna, Islas Vírgenes o Guam, entre otras”, asegura la autoridad portuaria. El 41% del tráfico export-import del sistema portuario español pasa por sus muelles, que este año también se ha consolidado como el cuarto puerto europeo en movimiento de contenedores.

Según el índice de Unctad, los recintos asiáticos continúan a la cabeza del ranking de conectividad con Shanghai a la cabeza de la clasificación mundial seguido por Ningbo, Singapur, Pusan, Qingdao y Hong Kong. En séptima posición se encuentra el de Rotterdam, en novena Amberes y en decimoquinto lugar, Hamburgo. Desde la Autoridad Portuaria de Valencia valoran el mantenimiento de sus puestos en el ranking de conectividad como “recinto de referencia para mejorar la competitividad y oportunidades de las empresas import/export españolas”. De hecho, han explicado que “la conectividad marítima fomenta nuevas ventajas para los puertos y su hinterland al favorecer una mayor participación en el comercio internacional y un mejor acceso a los mercados lo que reduce costes de transportes de las mercancías”.