29 de septiembre de 2022 | Actualizado 16:32

Las cúpulas de los puertos catalanes de interés general se reúnen por segunda vez este año

Los presidentes de los puertos de Barcelona y Tarragona analizan la situación del transporte marítimo internacional y los retos que suponen
Damià Calvet y Josep Maria Cruset han encabezado una nueva reunión de trabajo en Barcelona | Autoridad Portuaria de Barcelona

Las autoridades portuarias de Barcelona y Tarragona han celebrado este jueves la que es su segunda reunión al máximo nivel en menos de un año. La cumbre, celebrada en el puerto de la capital catalana, ha servido para que su presidente, Damià Calvet, y su homólogo tarraconense, Josep Maria Cruset, junto a sus respectivos equipos, se sentaran a analizar la situación actual del transporte marítimo internacional y los retos que afrontan los recintos europeos y mediterráneos. Se trata del segundo encuentro entre ambos presidentes este año después de que en febrero una delegación barcelonesa visitara el puerto de Tarragona.

En la reunión de trabajo, Calvet y parte del equipo directivo de la entidad portuaria que preside han desplegado las líneas maestras de la estrategia de crecimiento del recinto, basada en “la innovación y la sostenibilidad, según se especifica en su IV Plan Estratégico”. Este marco “se está desarrollando en la actualidad mediante herramientas transversales, como es el Plan de Innovación, y proyectos concretos, como es el Plan de Electrificación de Muelles, entre otros”.

El puerto de Barcelona ha presentado al de Tarragona sus ejes en materia de innovación y sostenibilidad

La reunión de hoy supone una segunda vuelta respecto a la mantenida en febrero, en la que las autoridades de ambos puertos expresaron un interés común por demandar una aceleración de las obras del Corredor Mediterráneo, que conectará las dos instalaciones con ancho internacional o estándar (UIC). No obstante, también en dicho encuentro expresaron su preocupación acerca del aumento del volumen de convoyes que producirá el hecho de que mercancías y pasajeros tengan que compartir la misma vía.

Ambos recintos han coincidido recientemente en algunas iniciativas, fruto de su voluntad por invertir en el desarrollo de infraestructuras que favorezcan la intermodalidad, así como su énfasis en la transición hacia modelos más sostenibles. De hecho, se convirtieron en octubre de 2021 en accionistas de la Terminal Intermodal de Monzón, en la provincia de Huesca, y también ambos se han adherido al acuerdo alcanzado en la Tercera Cumbre por la Calidad del Aire de Catalunya, celebrada en marzo de este año, con el compromiso de reducir sus emisiones respectivas de gases contaminantes.