1 de octubre de 2022 | Actualizado 16:39

La afiliación logística confirma en agosto su frenazo y acompaña la pérdida de ritmo en la actividad

La cifra de trabajadores logísticos encadena ya el tercer mes consecutivo de estancamiento y supera en una centésima el dato de mayo
Pixabay / Amazon

Las expectativas poco optimistas de los expertos en cuanto a afiliación en el sector de la logística y el transporte tras el verano empiezan a mostrar signos de cumplirse. El mes de agosto de este año ha dejado a la Seguridad Social con un total de 1.064.392 afiliados en el sector, una cifra que encadena ya el tercer mes consecutivo de estancamiento y que apenas supera en una centésima la afiliación de mayo. La inflación da nuevas muestras de amenaza, según los expertos del mercado laboral consultados. El régimen general apenas asciende una décima respecto a la afiliación de julio, con un total de 787.501 trabajadores, mientras que los autónomos pierden el 0,23% de afiliados con un total de 209.414 trabajadores en agosto. Por su parte, el régimen del mar acumula 67.477 afiliados, el 0,45% menos que en julio.

En términos interanuales, la cifra de afiliación en el mes de agosto de 2022 ha supuesto un ascenso del 4,9% respecto a la registrada en el mismo mes de 2021. El régimen general deja un aumento de afiliados del 6,9% respecto al mismo mes del año pasado, mientras que el régimen de autónomos pierde el 1,19% y el del mar registra una subida del 1,98%, según los datos del ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. “El sector del transporte y almacenamiento acompaña la desaceleración en el crecimiento del empleo que atraviesa el conjunto de la economía nacional”, apunta el investigador de Adecco Group Institute, Diego Barceló. Sin embargo, esta desaceleración es, a su juicio, “lógica tras los fuertes incrementos registrados en el primer semestre”.

Por su parte, el presidente de la Organización Empresarial de Logística y Transporte (UNO), Francisco Aranda, sostiene que estos indicadores vienen a “confirmar el frenazo que ya nos advirtió el mes de julio, con lo que se ratifica que entramos en un momento muy complicado”. El mantenimiento del número de afiliados y el descenso de autónomos “ratifica esa tendencia a la desaceleración en línea con los resultados económicos”, asegura Aranda, que insiste en la urgencia de la reducción de costes. Para el director de Randstad Research, Valentín Bote, estos datos aún dejan margen para cierto optimismo. “Sin duda no son cifras elevadas, pero ponen de manifiesto la fortaleza del sector en un momento en el que ya se están sintiendo en amplias capas de la economía síntomas muy claros de pérdida de ritmo de actividad y desaceleración”, asegura.

“Los datos confirman el frenazo del mes de julio, entramos en un momento complicado”
Francisco Aranda Presidente de UNO

La muestra del estancamiento de la afiliación en logística y transporte es la ralentización en el crecimiento de actividad en todos los subsectores, e incluso el descenso en las ratios de trabajadores registrados en la Seguridad Social en algunos de ellos. Por ejemplo, el transporte marítimo acumula un total de 1.387 trabajadores afiliados, lo que supone un descenso del 5,16% respecto al mes de julio. Aunque de forma más leve, también cae la afiliación en el caso del almacenamiento, el 0,12% (232.203 trabajadores afiliados en agosto), y en las actividades postales y de correos, el 0,66% (95.942 afiliados). Las débiles subidas del transporte terrestre (+0,45% y 626.840 trabajadores) y del transporte aéreo (+1,23% y 38.286 trabajadores) dejan la nota positiva del balance mensual.

EL TRANSPORTE AÉREO DEJA LAS CIFRAS DE ERTE MÁS ALTAS DEL SECTOR
En lo referente a los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE), continúan siendo residuales en prácticamente todos los subsectores de actividad logística. En agosto, se llevaron a cabo un total de 2.752 expedientes temporales, en los que la mayor parte (2.144 trabajadores) correspondieron al transporte aéreo. La cifra total de ERTEs supone un ascenso del 3% respecto a julio de este año y un descenso del 50,4% en la comparación interanual. Por otro lado, tan solo un total de 57 personas se acogieron a un ERTE por fuerza mayor, siendo de nuevo el transporte aéreo el sector que más aportó (40 trabajadores), mientras que un total de 2.695 personas se acogieron a un expediente temporal por causas económicas, técnicas, operativas o de producción (ETOP). También el transporte aéreo deja la cifra más alta en esta modalidad, con 2.104 trabajadores en situación de expediente temporal de empleo. Del total, 1.004 personas son hombres (36,4%), mientras que los 1.748 ERTEs restantes son mujeres (63,5%).