7 de octubre de 2022 | Actualizado 0:01
El barco de Sym Naval ha sido presentado en el puerto de Vilanova i la Geltrú por el secretario de Mobilitat i Logística de la Generalitat, Isidre Gavín | E.M.

Sym Naval completa su primer barco eléctrico y prevé ampliar su astillero en Vilanova i la Geltrú

La primera embarcación eléctrica multipropósito de trabajos portuarios en Europa despierta el interés de diversos actores del negocio marítimo

El astillero Sym Naval ha completado la construcción de su primer barco eléctrico en las instalaciones de la compañía en el puerto de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), gestionado por Ports de la Generalitat. La previsión de un incremento de actividad de la empresa de construcción naval por este tipo de pedidos, unido a otros factores de aumento de operaciones de la compañía, ha motivado el inicio del proceso para ampliar sus instalaciones en el recinto catalán. Concretamente, el presidente de Sym Naval, Francisco Lage, ha explicado que el proyecto de ampliación en Vilanova está en fase de trámites administrativos y que espera puedan estar completados en el plazo de un año.

En lo que respecta a su embarcación eléctrica, se trata de un modelo multipropósito destinado a trabajos portuarios y es el primero de sus características construido en Europa, según ha explicado el máximo responsable de la firma de construcción naval. “Existe una gran expectación en el mercado para ver cómo funciona este modelo”, ha manifestado Francisco Lage. De hecho, se han interesado en estas unidades empresas e instituciones portuarias de diversos lugares del mundo, entre ellos, la Autoridad Portuaria de Barcelona. Francisco Lage prevé que, ante los retos de descarbonización de los recintos portuarios, se disparará la necesidad de este tipo de embarcaciones eléctricas. En cuanto las autoridades portuarias fijen en los pliegos de condiciones la necesidad de disponer de estos equipos para reducir emisiones, ha explicado, se multiplicarán los pedidos por parte de las empresas interesadas en mantener o concurrir a los concursos de actividades auxiliares o portuarias.

“Existe una gran expectación en el mercado para ver cómo funciona este primer modelo”
Francisco Lage Presidente de Sym Naval

El presidente de Sym Naval también ha insistido en el reto tecnológico que ha supuesto el diseño y fabricación de la embarcación. En este sentido, ha recordado que el “objetivo no era ni es hacer un barco eléctrico, sino uno de cero emisiones”. El constructor de embarcaciones auxiliares espera que su primera unidad eléctrica esté operativa a finales de septiembre en el puerto de Castellón, donde el armador del buque, la empresa vasca Consulmar, lo ha destinado.

La unidad adquirida por dicha compañía dispone una autonomía de ocho horas y una propulsión 100% eléctrica que debe a las dos baterías que lleva instaladas. Ambas se recargarán mediante energía renovable suministrada por placas fotovoltaicas ubicadas en el puerto castellonense. Según Sym Naval, el barco puede acometer exactamente las mismas tareas que un multipropósito convencional, a un coste de fabricación de aproximadamente el 30% más, una inversión que, según Francisco Lage, se recupera tras siete años con la práctica ausencia de mantenimiento requerido por el buque.

POTENCIAR LA INDUSTRIA EN LOS RECINTOS DE PORTS DE LA GENERALITAT
El secretario de Mobilitat i Logística de Catalunya y presidente de Ports de la Generalitat, Isidre Gavín, ha incidido en la importancia económica de los puertos durante la presentación de la embarcación construida por Sym Naval. “Los puertos deben ser motores económicos y, por lo tanto, deben ser capaces de crear las condiciones para que empresas como Sym Naval desarrollen sus actividades industriales”, ha señalado en su intervención.