29 de septiembre de 2022 | Actualizado 11:56

El puerto de Barcelona agiliza el proceso de conexión de los cruceros a la red eléctrica

Las navieras de cruceros y el puerto de Barcelona han firmado un acuerdo sobre electrificación en el transcurso del salón Seatrade Cruise Med
Autoridad Portuaria de Barcelona

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha suscrito un acuerdo para facilitar la conexión de cruceros a la red eléctrica del recinto con los principales operadores de este tipo de embarcaciones. La colaboración entre la institución pública y las navieras de cruceros busca encontrar soluciones para “alinear las infraestructuras en tierra con la disponibilidad de la flota”, en un avance que supondría la drástica reducción de las emisiones que producen tanto la instalación portuaria como los propios barcos. La firma del acuerdo se ha escenificado en el transcurso del encuentro Seatrade Cruise Med, que se celebra estos días en Málaga.

Los responsables del puerto de Barcelona esperan poder empezar a suministrar electricidad a los cruceros en 2026

El puerto de Barcelona, que ya ha proyectado pruebas piloto para dotar de suministro eléctrico a portacontenedores y ferries, es firmante de la Declaración One Ocean Summit, con cuya adhesión se comprometió a tener listas sus onshore power supply (OPS) tanto para portacontenedores como para cruceros en el año 2028. En el caso concreto de los cruceros, los responsables del recinto prevén empezar con las conexiones en 2026. Según cálculos de la autoridad portuaria, “la electrificación de todos los puntos de amarre de los cruceros, el muelle Prat, la terminal de ferries de la dársena de San Bertran y el muelle Costa supondrían la eliminación de 66.000 toneladas de CO2 y 1.234 toneladas de NOx” de las que produce actualmente el recinto, o lo que es lo mismo, una reducción del “38% del NOx y el CO2 emitido por los barcos durante su estancia en el puerto”, y “un 22% de las emisiones de NOx y CO2 de toda la actividad portuaria”.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Damià Calvet, ha catalogado el acuerdo con el sector crucerístico de “paso importante”, y confirmación, a su juicio, del “compromiso de la comunidad de cruceros con la ciudad de Barcelona y con el conjunto de la sociedad”. Por su parte, la directora general de la Cruise Lines International Association (CLIA), Marie-Caroline Laurent, que ha representado a los firmantes por parte de los cruceros, ha destacado el impulso a la “colaboración con objeto de conseguir objetivos climáticos ambiciosos” que este acuerdo demuestra, y ha señalado el “beneficio a las comunidades locales que visitamos” que conllevará consigo el uso de electricidad 100% renovable en los buques amarrados.