27 de septiembre de 2022 | Actualizado 19:02

El transporte internacional español demanda la prohibición de la carga y descarga en Europa

La iniciativa, ya implantada en Portugal y España, cuenta con el apoyo de Francia y el rechazo de países como Dinamarca, Finlandia y Suecia
E.M.

La Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) ha solicitado a la Organización Internacional del Transporte por Carretera (IRU) que promueva en Europa la implantación de la prohibición de la carga y descarga por parte de los conductores profesionales. La asociación española ha recordado que esta prohibición “solo la contemplan las legislaciones española y portuguesa”. En España, “entró en vigor el pasado día 2 de septiembre, mientras que en Portugal lo hizo el 11 de septiembre de 2021″, ha recordado la organización. El director técnico de Astic, José Manuel Pardo, ha afirmado que, por el momento, “Francia se muestra abierta a implantarlo, mientras países nórdicos como Dinamarca, Finlandia y Suecia, han hecho patente su rechazo”. La IRU adoptará una decisión una vez analizada la aplicación y el efecto de esta prohibición en España y Portugal. El país luso ha trasladado la satisfacción del sector tras un año de aplicación de la norma, ha destacado la asociación española.

Astic ha señalado que, según la normativa portuguesa, “la prohibición se aplica a toda operación de transporte que empiece o termine en Portugal, también en viajes internacionales y a cabotaje, practicado en territorio luso por un transportista español o de cualquier otro país de la Unión Europea”. Sin embargo, ha precisado la asociación, “la ley española no contempla esta prohibición en territorio extranjero por lo que, en principio, nuestros conductores no tienen prohibido cargar o descargar la mercancía que transportan en sus camiones en otros países”. En cada uno de estos países, “se aplican las reglas que están en vigor en su territorio como, por ejemplo, la regulación sobre prevención de riesgos laborales”.

“Trabajamos en un escenario europeo y queremos que exista la mayor uniformidad normativa”
Ramón Valdivia Vicepresidente Ejecutivo de Astic

El vicepresidente ejecutivo de Astic y miembro de la ejecutiva de la IRU, Ramón Valdivia, ha afirmado que siempre “hemos abogado porque, ya que trabajamos en un escenario europeo donde competimos con transportistas de diferentes países, lo más conveniente en este aspecto para todos, es que exista la mayor uniformidad normativa posible para evitar estar siempre pendientes de decenas de regulaciones diferentes”. Valdivia es consciente de “la complejidad del asunto”. De hecho, ha recordado “el famoso Paquete de Transporte por Carretera que impulsó Violeta Bulc, la anterior comisaria europea de Transportes, y que apenas ha conseguido pequeños avances en esa unificación”. Astic considera que esta normativa puede hacer más atractiva la profesión de conductor de vehículos pesados. “Uno de los motivos que no hacen atractiva la profesión de conductor es el relacionado con las duras condiciones de trabajo aparejadas, entre las que se encuentran las operaciones de carga y descarga de mercancías”, ha señalado José Manuel Pardo.