27 de septiembre de 2022 | Actualizado 19:02

Los costes frenan la rentabilidad de un transporte por carretera con los precios disparados

La falta de camiones y la revisión del precio del combustible han ayudado a alcanzar los mayores precios de la historia entre abril y junio
E.M.

El precio de los servicios de transporte por carretera ha alcanzado de nuevo máximos históricos en el segundo trimestre del año según la Encuesta Permanente del Transporte por Carretera del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. En este sentido, todos los recorridos analizados han registrado un incremento con respecto al trimestre anterior, y la mayor cifra de la serie histórica. Sin embargo, el vicepresidente ejecutivo de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic), Ramón Valdivia, ha advertido que los costes “se están acelerando a una velocidad mayor que los precios”. De hecho, “se trata de paliar la situación, en la medida de lo posible, para seguir manteniendo las empresas vivas, pero, hablando en general, no se está produciendo un ensanchamiento de los márgenes”. Valdivia ha señalado que basta “con comparar los porcentajes de incremento anual entre el gasoil y no digamos ya el gas natural vehicular y el servicio de transporte por carretera”.

El vicepresidente ejecutivo de Astic explica que las “propias leyes del mercado, en concreto la de oferta y demanda, han propiciado que los servicios de transporte de mercancías sigan una senda claramente creciente”. Ramón Valdivia ha indicado que “faltan camiones en relación a lo que se necesitan y, a esa ley del mercado se le suma en nuestro país la norma publicada el día 1 de marzo en el Boletín Oficial del Estado (BOE) sobre la fórmula de variación de precios obligatoria en función del precio del combustible“. Para Valdivia, “esto ha ayudado, aunque en otros países donde no existe esta norma, también se están dando significativos incrementos en los precios del transporte de mercancías por carretera”. En nuestro país, el mayor incremento de precios con respecto al trimestre anterior lo han registrado los servicios entre 201 y 300 kilómetros, con el 11,1% más, mientras que el transporte de más de 300 kilómetros ha visto crecer su precio el 10,3%. Los servicios de corta y media distancia han incrementado su precio en el entorno del 5% sobre el primer trimestre del año, según refleja la encuesta del ministerio.

En cuanto a las previsiones para este segundo semestre, desde Astic perciben “señales contradictorias en el sentido que tomará la evolución de los precios”. Así, es posible “que la actuación política tendente a inducir recesión para reducir la inflación tenga más efecto del deseado y, junto con la escasez y carestía de la energía, provoquen disminución de producción industrial y de demanda de los hogares y eso significa menos demanda de transporte de mercancías por carretera, con lo que los precios no seguirían subiendo e incluso podrían retroceder en algunas especialidades”. Valdivia ha destacado que parece “que los combustibles frenan también su escalada y hay que estar atentos a cómo evoluciona esta situación”. Por otro lado, ha añadido, “el camión y la carretera son demandados cuando otros modos de transporte se saturan o flaquean y eso puede hacer que haya rutas y corredores donde siga sosteniéndose la rampa de precios”.

“La prohibición de la carga y descarga contribuirá a ganar eficiencia en las empresas transportistas”
Ramón Valdivia Vicepresidente Ejecutivo de Astic

Acerca de cómo va a afectar la prohibición de la carga y descarga de conductores que entró en vigor el pasado 2 de septiembre, el vicepresidente ejecutivo de Astic recuerda que la misma “no tiene origen económico, sino de voluntad de mejora de las condiciones de trabajo y del atractivo de la profesión”. Ahora bien, “obviamente sí tiene efectos económicos, en el mejor aprovechamiento de los tiempos, menor incidencia de bajas laborales de los conductores…”. Además de los fines perseguidos citados, “desde luego esta prohibición debe contribuir a mejorar la eficiencia de las empresas transportistas”, concreta Ramón Valdivia.

EL TRANSPORTE INTERREGIONAL ALCANZA MÁXIMOS HISTÓRICOS
En lo que respecta a las toneladas transportadas por carretera, se han registrado en el segundo trimestre un total de 420,2 millones de toneladas, el 2% menos que en el mismo trimestre del año pasado. En el acumulado del primer semestre, han sido 795,8 los millones de toneladas transportadas por carretera, el 2,8% menos que en los seis primeros meses de 2021. Entre abril y junio del presente ejercicio, el transporte interregional ha alcanzado su mayor cifra de la serie histórica, con 105,9 millones de toneladas, el 4,6% por encima del mismo trimestre del 2021. En positivo también está el transporte internacional, que con 24,1 millones de toneladas ha crecido el 0,3% sobre el segundo trimestre de 2021. La mayor caída la ha registrado el transporte intramunicipal que ha alcanzado los 64 millones de toneladas, cerca del 5% menos que en el primer trimestre del pasado ejercicio, que certifica la tendencia ya anunciado de una contención del comercio electrónico y los servicios de última milla.

Un trimestre más los minerales brutos o manufacturados y los materiales de construcción vuelven a liderar la tipología de mercancías con más de 151 millones de toneladas transportadas, el 0,4% menos que entre abril y junio del pasado año. La mayor caída respecto al segundo trimestre de 2021 la han registrado los productos petrolíferos, que con 15,2 millones de toneladas han caído el 11,3%. Los productos agrícolas y animales vivos han superado los 47,1 millones de toneladas, el 4,9% menos que el segundo trimestre del pasado año, aunque se mantienen en positivo en el acumulado del año (+2,1%). Los productos alimenticios y forrajes son los únicos que crecen en su transporte con respecto al primer trimestre de 2022, con 78,5 millones de toneladas, el 1,7% más que entre enero y marzo de este año. Este comportamiento ha permitido a estas mercancías alcanzar cifras positivas en el primer semestre con un incremento del 0,9% respecto a los seis primeros meses del pasado año.

Los productos petrolíferos han registrado la mayor caída respecto al segundo trimestre del año pasado

El transporte público (realizado por empresas de transporte a terceros) ha sumado 362,7 millones de toneladas en el segundo trimestre de 2022, el 1,8% menos que en el mismo periodo del pasado año. El mayor descenso lo ha sufrido en este apartado el transporte intermunicipal (-8,4%) mientras que el transporte interregional (+5%) y el internacional (+1,3) han alcanzado cifras positivas. El transporte privado, realizado por una empresa para sí misma, ha superado los 57,4 millones de toneladas entre abril y junio, el 3,7% menos que en el mismo trimestre de 2022. Al contrario que en el público, el transporte intramunicipal es el que más se ha incrementado con respecto al año pasado, con un aumento del 7,7%, mientras que la mayor caída la ha registrado el transporte intermunicipal intrarregional, con un descenso del 7,6%.

Por lo que respecta a las comunidades autónomas, Catalunya continúa liderando el ranking con más de 152,3 millones de toneladas transportadas en el primer semestre de 2022, el 4,1% más. La Comunidad Valenciana continúa en segundo lugar seguida por Andalucía, aunque ambas regiones han registrado descensos en los seis primeros meses del año, del 1,4% y el 4,9%, respectivamente. El mayor incremento en la primera parte del año lo ha registrado Aragón, que ha aumentado sus toneladas transportadas el 5,9% hasta junio. Por el contrario, la mayor caída, aparte de Ceuta y Melilla con volúmenes muy pequeños, la ha experimentado Asturias con un descenso del 13,9% con respecto al periodo entre enero y junio del 2021.