7 de octubre de 2022 | Actualizado 0:01

Las empresas estibadoras de Tarragona buscan soluciones para recuperar la normalidad

La Autoridad Portuaria de Tarragona requirió a las empresas medios para evitar el cuello de botella en las operaciones y el desvío de barcos
Ership

Las compañías estibadoras del puerto de Tarragona están trabajando en “diferentes escenarios y soluciones para recuperar la normalidad en el servicio a sus clientes”, según han manifestado en un comunicado. De esta forma, “se atiende el requerimiento de la Autoridad Portuaria (APT) para que se supere la situación actual, que está provocando un cuello de botella en las operaciones y el desvío de barcos a otros puertos”. Del mismo modo, añaden las empresas, “tiene en cuenta las demandas públicas de los estibadores, en el sentido de reforzar el número de personal habilitado para estas tareas”.

La decisión empresarial responde a “la necesidad de superar la situación actual, hasta alcanzar de nuevo el ritmo habitual en las actividades, garantizando la labor habitual del puerto y, en consecuencia, evitando que los diferentes sectores económicos y sus empleos, así como la población en general, sufran cualquier afectación, en unos momentos especialmente cruciales”. Por todo ello, las empresas estibadoras valoran “la necesidad de solucionar rápidamente las consecuencias del conflicto, para lo que están analizando qué recursos adicionales pueden destinar para reforzar los equipos de trabajo, con el objeto de atender con normalidad a los clientes”.

Por otro lado, el pasado miércoles tuvo lugar la primera reunión entre empresas y estibadores para tratar los detalles de la disolución del centro portuario de empleo de Tarragona (Estarraco). Las empresas estibadoras trasladaron al comité de empresa de los estibadores su oferta “de mantener todos los puestos de trabajo actuales y evitar cualquier perjuicio que esta decisión provocada por los cambios normativos pueda comportar para sus trabajadores”. En este sentido, la patronal se ha vuelto a pronunciar en favor del diálogo para “aclarar todas las dudas que este proceso pueda suscitar y a escuchar las propuestas que se puedan formular”.