8 de octubre de 2022 | Actualizado 19:19

Adif optimiza su arquitectura de balizas digitales mediante el uso de tecnología satelital

El proyecto Railgap se centra en líneas ferroviarias de baja densidad de tráfico para mejorar la posición de los trenes en zonas complejas
Satélite PAZ con radar de apertura sintética (SAR) y representación de la deformación total acumulada en el ramal Torrelavega-Solvay | Adif

El administrador de infraestructuras ferroviarias Adif ha focalizado sus esfuerzos de I+D+i en optimizar su arquitectura de balizas digitales por toda su red mediante tecnología satelital. El proyecto Railgap, iniciado en 2021 y enmarcado en el programa Horizon 2020 impulsado por la Agencia de la Unión Europea para el Programa Espacial (Euspa, por sus siglas en inglés), está centrado en mejorar el posicionamiento de los trenes y de las balizas virtuales en zonas de baja densidad de tráfico a partir del uso de la constelación de satélites europeos Galileo. Con el avance de este proyecto, que se extenderá hasta 2023, Adif busca desarrollar un sistema que permita obtener con exactitud datos de los trenes en zonas complejas, como áreas urbanas o espacios con abundante vegetación.

El método utilizado por Adif recoge grandes cantidades de datos básicos del terreno a partir de trenes comerciales. De esta manera, los satélites crean mapas exactos por donde transcurren los ferrocarriles de las líneas “con una fiabilidad y eficiencia sin precedentes en las operaciones ferroviarias”, aseguran desde el administrador público. Railgap es una continuación de los trabajos desarrollados en el proyecto Ersat GGC entre 2017 y 2019, en el que se elaboró una metodología estándar para la implantación de balizas virtuales en líneas ferroviarias, también con la ayuda de los satélites Galileo. “Este proyecto”, explican desde Adif, “ha representado una contribución importante a la hoja de ruta para la aplicación del sistema ERTMS a las líneas locales y regionales”, principalmente porque sus costes y la dificultad de garantizar la compatibilidad de tecnologías satelitales con los equipos ya instalados restringían su adopción.

Los proyectos Railgap y Ersat GGC utilizan la constelación de satélites europeos Galileo

Para superar este obstáculo, la Comisión Europea, en conjunto con Euspa, la Agencia Ferroviaria de la Unión Europea (ERA), la Agencia Espacial Europea (ESA) y distintas empresas del sector ferroviario, definió una hoja de ruta para aplicar el sistema ERTMS en el posicionamiento por satélite. Basándose en su precedente más inmediato, el programa lanzado en 2012 por el administrador ferroviario italiano RFI, el proyecto Ersat GGC definió un proceso que evaluaba la calidad de la señal satelital a lo largo de las líneas ferroviarias, nuevas y existentes, con el objetivo de ayudar a los proyectistas a posicionar las balizas virtuales. El proceso desarrollado se aplicó de manera práctica en una serie de líneas reales de España, Italia y Francia a cargo de Adif, RFI y SNCF, respectivamente.

Adif ha desarrollado un proyecto de monitorización no invasiva de tramos de vía con el satélite español PAZ

Los ensayos se realizaron en el tramo de vía de 94 kilómetros, ubicado entre las estaciones de Almorchón (Badajoz)y Alhondiguilla (Córdoba), con un tren laboratorio de Adif BT-02 que estaba equipado con varios receptores GNSS (Sistema Global de Navegación por Satélite), una cámara de ojo de pez, sistema de odometría y cámara de vídeo. A partir de las imágenes obtenidas, Adif podía conocer las zonas aptas para ubicar una baliza digital (representadas en verde), aquellas donde sería imposible (en rojo) y áreas que requieren un mayor análisis (en amarillo).

Además de estos proyectos en colaboración con otros países europeos, Adif ha desarrollado un tercero de manera individual con tecnología satelital. Entre 2019 y 2021, el administrador ferroviario español promovió una prueba consistente en la monitorización no invasiva de un tramo de vía. El proyecto Sman Satellite emplea el radar de apertura sintética (SAR), incorporado en el satélite español PAZ de la empresa Hisdesat, para conocer la deformación del terreno a la que está sometida la vía y sus alrededores durante un periodo determinado. “La teledetección satelital puede ser útil para el análisis de posibles asentamientos en terraplenes u otros puntos del terreno y de vegetación en el terreno circundante a las líneas ferroviarias”, apuntan desde Adif. En este caso, el ensayo se aplicó en el ramal Torrelavega-Solvay (Cantabria) y se obtuvo “una gran densidad de puntos de medida” a partir del uso de imágenes de muy alta resolución, que también permitió acceder a estructuras lineales artificiales en medio de zonas con vegetación.