30 de septiembre de 2022 | Actualizado 18:18

Los transportistas valencianos denuncian el reducido impacto de las sanciones a la morosidad

El sector demanda que la Administración agilice las sanciones y recomienda no aceptar operativas de empresas que incurran en estas prácticas
J.C.P.

La morosidad continúa siendo una de las principales lacras para la competitividad de las empresas de transporte, según ha señalado la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística (FVET). La organización ha realizado una encuesta tras un año “de la entrada en vigor del régimen sancionador de la morosidad del transporte, que ha tenido un impacto reducido”, ha indicado. FVET ha manifestado que, desde que entró en vigor el nuevo marco normativo, “dos de cada tres transportistas reconocen no haber notado mejoría respecto a los plazos de pago”. “No se trata de la legalidad solamente”, ha apuntado el vicepresidente de la federación, Juan Ortega, “se trata de la implicación de todas las partes para que se nos pague a 30 días desde la prestación del servicio, como máximo a 60 días”.

El 40% de los profesionales del sector sitúa el plazo medio de pago entre 60 y 90 días

Las conclusiones del estudio apuntan que el 40% de los profesionales del sector sitúa el plazo medio de pago entre 60 y 90 días, mientras que para el 10% la situación se agrava y los impagos duran entre 90 y 120 días. “La situación es más crítica que hace un año y es previsible que empeore”, ha afirmado el presidente de FVET, Carlos Prades. En este sentido, ha explicado que el precio “del combustible sigue disparado, a lo que se suma la inflación y un escenario económico de incertidumbre que no sabemos cómo nos va a afectar”. En este contexto, no pueden “seguir asumiendo que nos paguen mal y tarde, en especial aquellos transportistas que no tienen músculo financiero para afrontar los retrasos de los pagos”. Los resultados de la encuesta apuntan que los subsectores más afectados por este tipo de prácticas con los de carga general, transporte portuario, agencias de transporte y transporte internacional.

Los empresarios transportistas valencianos reclaman a la administración “que se implique más, haga públicas las empresas que incurren en este tipo de prácticas y agilice los procesos sancionadores”. El sector, ha señalado la federación, propone evitar las operativas de empresas que incurran en estas prácticas y fomentar la profesionalización. Además, ha añadido Juan Ortega, “desde FVET disponemos de un servicio jurídico para asesorar a los asociados ante este tipo de situaciones”. “Los impagos o los plazos de pago por encima de lo permitido”, ha destacado Carlos Prades, “afectan a todos los sectores en la Comunidad Valenciana, que es la tercera, por detrás de Murcia y equiparada con Andalucía, con el periodo medio de pago más largo a nivel nacional, 87,4 días, según el Observatorio de la Morosidad de Cepyme”.