27 de septiembre de 2022 | Actualizado 10:28
BRANDED CONTENT

Incrementa el rendimiento de tu flota junto al equipo de posventa STILL

Branded Content:

Incrementa el rendimiento de tu flota junto al equipo de posventa STILL

Dar más valor a cada negocio es uno de los objetivos del servicio de posventa STILL. Un equipo que no solo se implica por poner en marcha las máquinas que inesperadamente han quedado paradas, sino que además trabaja por encontrar la solución más rentable, versátil y segura en cada caso. Para hacerlo posible, STILL trabaja con una filosofía de cercanía, proximidad y confianza con el cliente. Así es como el equipo de posventa STILL logra incrementar el rendimiento dentro de cada compañía.

En cada área, un gerente de servicio regional tiene la responsabilidad de que todo funcione a la perfección: administra el trabajo de los técnicos, decide las estrategias y construye una base de clientes duradera y estable. Esta labor implica una gran responsabilidad profesional, no solo por su capacidad de liderar a los técnicos, sino también porque requiere tener un dominio absoluto sobre los datos en su zona.

Ante una incidencia, los clientes contactan con su técnico de servicio STILL, quien se encarga de resolver cualquier problema. Cuando un cliente se pone en contacto, el técnico sabe inmediatamente las circunstancias porque conoce al cliente, algo que ayuda a la hora de solucionar cualquier incidencia. Con la filosofía de trabajar como una unidad, es frecuente que el gerente de servicio regional y técnico de servicio participen en una reunión conjunta con el cliente: algo que demuestra lo importante que es ofrecer un servicio de calidad para STILL.

Cuando aparecen incidencias, el conocimiento de las necesidades del cliente es clave para encontrar soluciones

Formación continua

Dentro de STILL se busca dar la formación exacta que los técnicos necesitan, en el momento preciso y de forma adecuada a su estilo de aprendizaje. ¿Cómo se consigue? La compañía apuesta por una formación moderna que se apoya en el uso de la última tecnología: módulos 3D, seminarios web y realidad virtual centrado en formaciones personales y técnicas. Conjugar lo mejor del mundo digital y del físico para proporcionar soluciones integrales y completas también forma parte de la estrategia de STILL en el ámbito de la formación de sus equipos.

Sin duda, la vanguardia tecnológica asiste al técnico tanto en su formación como en su trabajo diario. Sin embargo, la aplicación de soluciones de servicio técnico siempre queda, en última instancia, en manos de la capacidad de decisión del profesional a cargo. En ese sentido, los técnicos de STILL no solo cuentan con una formación al día con las últimas soluciones de la compañía, sino que absorben información actualizada sobre el tipo de tecnología que emplean los clientes de la región en la que actúan. Así, están preparados para enfrentarse con coherencia a las exigencias de desafíos intralogísticos reales.

STILL apuesta por una formación moderna que se apoya en el uso de la última tecnología para formar a sus equipos

Esta metodología versátil permite dar una respuesta pedagógica a todo tipo de perfiles. La formación intensiva hace que el diagnóstico, el análisis y la proximidad ofrezcan un nuevo valor. ¿Cuál es la causa de la avería? ¿Qué necesidad requiere el cliente? ¿Cómo pueden utilizarse los sistemas de asistencia para evitar daños futuros? Con estas preguntas en mente, los técnicos buscan incidir en el origen para garantizar mayor disponibilidad y evitar el desgaste futuro, o lo que es lo mismo, un mejor servicio con los menores costes para los clientes.

Los sistemas de asistencia y la tecnología ofrecen un gran potencial: los tableros o la integración de informes big data dan un valor añadido a los clientes. Con ellas, el equipo proporciona a diario todos los documentos necesarios a los gerentes de servicio regionales. Estas herramientas dotan de transparencia a las operaciones, generan sinergias nuevas y permiten el aprendizaje continuo.

Visión global

El equipo de posventa STILL trabaja en muy diversas áreas. No solo forma a los equipos, sino que también se implica en encontrar el mejor accesorio frente a una nueva operativa, mantiene y suministra baterías, cargadores, estanterías o recambios, verifica y asegura el estado de los equipos frente a inspecciones y, por supuesto, mantiene y repara la flota de carretillas. Veámoslo en detalle:

La estrategia posventa en STILL se basa en un servicio versátil y amplio que pone el foco en que todo funcione a la perfección los 365 días del año. Ahora bien, lo que realmente marca la diferencia es la excelencia del servicio, que permite a los clientes de STILL estar siempre acompañados y aconsejados en sus necesidades intralogísticas.