5 de octubre de 2022 | Actualizado 16:59

La terminal intermodal literaTIM habilitará más de medio centenar de conexiones para carga reefer

Las instalaciones ofrecerán una capacidad operativa máxima de entre siete y ocho trenes diarios para mover hasta 15.000 contenedores anuales
Acto de colocación de la primera piedra de la terminal intermodal literaTIM, en Tamarite de Litera. | Autoridad Portuaria de Barcelona

La terminal intermodal de mercancías literaTIM, ubicada en el apartadero ferroviario de La Melusa en Tamarite de Litera (Huesca), habilitará 60 conexiones eléctricas para ofrecer la posibilidad de almacenamiento de equipos refrigerados y frigoríficos. La zona destinada a la red de contenedores reefer se dirige a la industria agroalimentaria, y en concreto a la de los productos cárnicos, por ser el principal sector interesado en esta infraestructura. Al mismo tiempo, la sociedad Terminal Intermodal de Monzón (TIM), participada por Grupo Samca, Renfe a través de Logirail y los puertos de Barcelona y Tarragona, ha recordado en el acto de colocación de la primera piedra que el inicio de operaciones de la terminal se estima para el primer trimestre de 2023 tras comenzar las obras el pasado mes de agosto.

Según han subrayado desde el Grupo Samca, literaTIM operará las 24 horas del día de lunes a domingo y dispondrá de una capacidad operativa máxima comprendida entre siete y ocho trenes diarios. El objetivo es alcanzar una cifra aproximada de movimientos de 15.000 contenedores al año. Al igual que en la Terminal Intermodal de Monzón, literaTIM estará dotada de un sistema de digitalización de procesos y optimización de accesos y tránsitos “para ganar eficiencia y sostenibilidad”. En concreto, desde la compañía apuntan a la evasión de 4.300 toneladas de CO2 emitidas al año por enviar la circulación de más de 30.000 camiones.

La puesta en marcha de la terminal será posible por una inversión aproximada a los 3,5 millones de euros, un millón más de lo previsto con anterioridad. En las obras de actualización del paradero ferroviario se actuará en tres de las ocho vías que componen la infraestructura, además de completar tareas adicionales de desmontaje de catenaria, de instalación de seccionados de tensión para eliminar riesgos eléctricos durante la carga y descarga y la urbanización de los accesos. El proyecto de Tamarite ha sido declarado inversión de interés autonómico por parte del Gobierno de Aragón y se espera que complemente las operaciones del Grupo Samca en Monzón. Tal y como aseguran desde la compañía, “literaTIM actuará como punto de unión entre el transporte ferroviario y el transporte por carretera de última milla”.