30 de septiembre de 2022 | Actualizado 18:18

Las estibadoras de Tarragona proponen priorizar el personal a las tareas más productivas

Las empresas apuntan a que las medidas que van a ser propuestas a los estibadores incrementarán el 30% la capacidad operativa del puerto
Estiba en el puerto de Tarragona | Autoridad Portuaria de Tarragona

Las empresas estibadoras del puerto de Tarragona presentarán a los estibadores una batería de medidas “dirigidas a reforzar los equipos de trabajo y los servicios, que supondrían un incremento de alrededor del 30% de la capacidad operativa del puerto”, han señalado fuentes cercanas a las compañías. Las mismas “contemplan destinar recursos adicionales para reforzar los equipos de trabajo, optimizar la composición y distribución de los ya existentes, apuntalar las labores más demandadas, favorecer la más correcta planificación de las actividades y aumentar el apoyo a las situaciones concurrentes que puedan generar cuellos de botella”, han añadido. En este sentido, han matizado, “se trataría de medidas para la asignación del personal portuario disponible solo a las tareas más productivas y la contratación y formación de todo el personal homologado identificado en Tarragona”.

Las medidas incluyen la contratación y formación de todo el personal homologado identificado en Tarragona

Con estas dos medidas, han añadido, “se estima poder atender más buques de manera inmediata”. Además, “en caso de no ser suficientes, se buscarán alternativas coordinadas para la incorporación de trabajadores ya habilitados”. Las empresas han apuntado que el objetivo es “superar la situación de atasco en las labores y los servicios que prestan a los barcos y así recuperar la normalidad en el servicio a los clientes, a la vez que preparar sus estructuras para poder dar respuesta a las necesidades de sus clientes y del hinterland del puerto de Tarragona”.

La propuesta responde al compromiso adquirido por las empresas estibadoras frente a la petición de la Autoridad Portuaria de Tarragona “para superar el cuello de botella en las operaciones y el desvío de barcos a otros puertos que ha provocado la ralentización de los trabajos por parte de los estibadores durante las semanas anteriores”, han indicado las compañías. Asimismo, han señalado que también “da respuesta a las demandas públicas de los estibadores, en el sentido de reforzar el personal habilitado para estas tareas”.

LOS FABRICANTES DE PIENSOS PARA ANIMALES DEMANDAN UNA SOLUCIÓN RÁPIDA
La Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales (CESFAC) ha manifestado su disposición a colaborar en aras de buscar soluciones “para paliar las consecuencias del conflicto laboral que se está registrando en el puerto de Tarragona a raíz de la liberalización de la estiba portuaria”. Su presidente, Fernando Antúnez, ha afirmado que la cadena “de suministro de piensos a granja no debe parar”. Por ello, “nos ponemos a disposición del sector para tratar de buscar soluciones al correcto flujo de materias primas desde el puerto de Tarragona que ha hecho que el ritmo de descarga se haya reducido aproximadamente el 80% con respecto a las operaciones habituales”. Antúnez ha instado a las administraciones “a tomar cartas en el asunto de manera ágil para poner fin a esta situación que, de alargarse, podría suponer una ralentización para el suministro de maíz, harina de soja y otros ingredientes destinados a la alimentación animal en las fábricas de pienso y, por ende, un detrimento en el suministro de alimentos en las granjas de Catalunya y Aragón”.