7 de octubre de 2022 | Actualizado 19:19

Entredos Logistics dobla turnos para frenar el colapso provocado por su sistema de picking

La distribuidora editorial catalana espera revertir por completo sus desfases en la entrega de libros en dos semanas
Los transportadores del picking de Entredos Logistics en Prologis | Entredos Logistics

Un retraso en la puesta en marcha del nuevo sistema de picking de la distribuidora editorial catalana Entredos Logistics está detrás del colapso que, en las últimas semanas, ha dejado varias librerías españolas sin reposiciones de editoriales como Acantilado, Anagrama, Blackie Books o Grup Editor en sus estantes. Según el director de una de las dos distribuidoras que están detrás de la nueva firma logística, Àgora -la otra es les Punxes-, Joan Abellà, la compañía ha optado por “sobredotar su almacén”, incorporando “un turno de noche, que no estaba previsto y la incorporación de más personal”. El colapso actual, añade Abellà, es “producto de las tres semanas que la planta estuvo cerrada antes de empezar a funcionar”, y” por los retrasos de las siguientes dos semanas y media, casi tres,” generados por los problemas con el sistema de picking.

Aunque está operativa desde el 22 de agosto, la instalación logística desde donde trabaja Entredos Logistics, situada en el Park Logístic Prologis de La Granada del Penedès (Barcelona), tuvo que permanecer cerrada durante las tres semanas anteriores a esa fecha por el traslado de fondos y su puesta en marcha, una situación que generó un primera “alud de demandas” que luego se ha agravado por los problemas con el sistema de picking, que no pudo ser testeado a tiempo. “El motivo principal tiene que ver con las materias primas”, explica el directivo Joan Abellà. “El nuevo sistema de picking comprendía una parte de construcción, lo que llamamos un forjado, una entreplanta de 3.500 metros cuadrados” que debe acoger “la posibilidad de tener hasta 90.000 referencias” y “unos transportadores que son los que hacen efectivo el sistema”. La crisis reciente en las materias primas, que ralentizó la construcción de la infraestructura, unida al tiempo necesario para amalgamar los softwares de los dos fondos de las distribuidoras, son los motivos que arguye Abellà para explicar el inicio de la operativa sin poder probarla y que ha generado los problemas en las semanas posteriores.

La distribuidora aspira a normalizar los plazos a 72 horas en las dos próximas semanas

“No es cierto que no estén llegando libros, las novedades sí están llegando”, añade el director de Àgora, puesto que la distribuidora ofrece canales de servicio distintos para estas y para las reposiciones, que son las que han sufrido los retrasos y no han empezado a llegar con una “mínima normalidad” hasta esta semana. Ahora bien, reconoce que “hay las quejas que hay y con razón”. En este sentido, desde Entredos apuntan a “igualar las reposiciones al nivel de las novedades, un reparto del 90%” en dos semanas, y dedicar todo el mes de octubre para servir en plazos de 72 horas, “un plazo razonable”, y poder llegar así a “las 24 horas en noviembre”.

Según las cifras de la firma, Entredos Logistics opera con un fondo actual en torno a las 60.000 referencias entre todas las editoriales a las que da servicio, con reparto a aproximadamente 2.500 librerías en todo el país. La facturación conjunta de sus dos componentes se estimaba en 76 millones de euros, aunque dada la situación actual asumen que la situación afectará a su desempeño económico en septiembre, algo que intentarán revertir en el mes siguiente.