5 de octubre de 2022 | Actualizado 15:44

La logística del frío aboga por la autoproducción energética para reducir la factura eléctrica

Los actores del sector emplazan a los puertos a innovar para conseguir suministros menos dependientes del mercado
Archivo

La cadena logística del frío apunta hacia la transformación del suministro energético de las principales infraestructuras del sector para paliar los efectos de los precios disparados. Dichos costes constituyen ahora mismo uno de los retos principales que les afectan a todos, según han insistido los ponentes de la segunda jornada del congreso especializado Cool Logistics Global, que este año se celebra en el puerto de Barcelona. Por ello, defienden la implantación de tecnologías que “nos permitan generar y adquirir más control de nuestra energía y encontrar formas que nos permitan almacenar esa energía o incluso suministrarla”, ha manifestado el director ejecutivo del lobby que representa al sector en el mercado británico Cold Chain Federation, Shane Brennan. Por las características de la carga, tanto los contenedores reefer como las instalaciones especializadas en el refrigerado -almacenes y buques- requieren un elevado consumo de electricidad que en la mayoría de casos no procede de fuentes renovables.

“Se espera una situación de inestabilidad permanente en cuanto a suministro energético”
Shane Brennan Director Ejecutivo Cold Chain Federation

Para Brennan, la situación relativa a los costes energéticos en el medio plazo “apunta a que será permanente, se mantendrá la inestabilidad en cuanto al suministro”. Para el sector, y especialmente el de los almacenes refrigerados -su principal área de representación-, insiste en que “es imprescindible invertir” en esa transformación. En este sentido, los “paneles de energía solar” y “los generadores de energía eólica” son las principales alternativas tecnológicas que apunta el director ejecutivo de Cold Chain, alternativas que ya “van buscadas” por los operadores logísticos del reefer como es el caso de la firma norteamericana Lineage Logistics. Esta compañía está estudiando la implantación de paneles solares en sus instalaciones refrigeradas del puerto de Rotterdam. Según Lineage Logistics, los elevados costes de la energía también han llevado al operador a “establecer muchos contactos con los clientes para explicarles como esta debilidad nos está afectando a ellos y a nosotros”.

La futura terminal norte de contenedores del puerto de Valencia se nutrirá de electricidad 100% renovable

Como recintos de referencia para la instalación de almacenes refrigerados e infraestructuras del sector reefer, se ha destacado el papel de los puertos, que “cuentan con ventajas que les convierten en una colección de usuarios industriales”, según Shane Brennan. En este sentido, “tienden a tener más acceso a permisos para transformación renovable que otras instalaciones tierra adentro”, por que los sitúa a la vanguardia en diversas cuestiones, como en los modelos colaborativos. A tenor de ello, las representantes de los puertos de Amberes-Brujas (Antwerp-Zeebrugge) y de Valencia han explicado la estrategia de sus respectivos recintos para atajar el problema energético. En el caso del recinto valenciano, su responsable comercial, Cristina Rodríguez, ha recordado que la futura terminal de contenedores que proyecta el recinto en su lado norte, y que debe contribuir a duplicar su tráfico de contenedores refrigerados, “será 100% eléctrica y toda esa electricidad procederá de fuentes renovables”.