6 de diciembre de 2022 | Actualizado 16:14

Los fletes confirman su desescalada con las navieras en plena escalada de cancelaciones

Se extienden las "salidas tácticas en blanco" para frenar la caída de los fletes ante la contracción de la demanda y la Golden Week en China
CMA CGM

El índice compuesto del World Container Index, elaborado por la consultora británica Drewry, ha caído el 10% esta semana en comparación con la anterior con lo que suma un total de 30 semanas consecutivas en descenso. Los 4.472 dólares por contenedor de 40 pies que marca este índice compuesto representan el 57% menos “que el máximo de 10.377 dólares alcanzado en septiembre de 2021, pero sigue siendo el 21% más alto que la media de los últimos cinco años”, ha indicado Drewry. El índice compuesto se encuentra en la actualidad en niveles que no se han visto desde finales del año 2020. En este contexto, las navieras están extendiendo su estrategia de cancelación de escalas (blank sailings), aprovechando el periodo festivo en China de la Golden Week (Semana Dorada), que se inicia el próximo 1 de octubre.

Habitualmente, las compañías marítimas adaptan sus servicios durante este periodo vacacional chino, pero para este ejercicio las cancelaciones de escalas serán más pronunciadas, como ha corroborado la consultora danesa Sea Intelligence. En los últimos meses, corrobora dicha consultora, “el crecimiento de la demanda se ha estancado, los buques no se utilizan por completo y las tarifas han disminuido de manera constante y considerable”. En contextos similares, las navieras “recurren a salidas tácticas en blanco para detener el sangrado en las tarifas de flete”, un estrategia que, con la Golden Week, ofrece una “oportunidad de oro para cancelar más viajes de lo que históricamente han hecho”.

LAS RUTAS DESDE ASIA AL MEDITERRÁNEO LIDERAN LA CONTRACCIÓN DE PRECIOS
La mayor caída de los fletes de la última semana respecto a la anterior se ha producido en el recorrido entre Shanghai y Génova, donde han marcado 6.419 dólares, el 13% menos que la anterior revisión de Drewry del 15 de septiembre y el 53% por debajo del precio de la misma semana del año pasado. Los fletes de este recorrido no se encontraban por debajo de los 7.000 dólares desde el 24 de diciembre de 2020. También con una caída de doble dígito se ha situado el recorrido entre Shanghai y Los Ángeles, que ha bajado de los 4.000 dólares (3.779 dólares) por primera vez desde hace dos años, concretamente desde el 17 de septiembre de 2020. Con respecto a la semana anterior, ha sufrido un descenso del 11%, que aumenta hasta el 70% si lo comparamos con la misma semana de 2021.

El recorrido entre Shanghai y Rotterdam también registra una caída de doble dígito (10%) con respecto a la semana anterior y se sitúa ligeramente por encima de los 6.000 dólares (6.027 dólares), el 58% por debajo de la misma semana del pasado año. La última vez que estuvo por debajo de los 6.000 dólares fue el 27 de diciembre de 2020. El trayecto entre Shanghai y Nueva York ha registrado una caída del 9% sobre la semana anterior y se ha situado en los 7.701 dólares, que representan el 51% menos que la misma semana del pasado año. Por su parte, los fletes entre Rotterdam y Shanghai se han situado en el entorno de los 1.000 dólares (1.006 dólares), con una caída del 5% respecto a la semana anterior y del 38% sobre la misma semana del año pasado.

Los fletes entre Nueva York y Rotterdam y en sentido contrario mantienen una cierta línea de estabilidad

Por lo que respecta a los fletes para el trayecto entre Nueva York y Rotterdam, han sufrido un descenso del 2% con respecto a la semana anterior. Sin embargo, los 1.255 dólares por contenedor de 40 pies registrados esta semana son el 13% más altos que la misma semana del 2021 y muestran una tendencia estable en los máximos históricos en los que se encuentra. En el sentido contrario, los fletes entre Rotterdam y Nueva York se han incrementado el 2% esta semana hasta los 6.737 dólares, el 9% más que en la misma semana del año anterior y mantienen también una cierta línea de estabilidad en estos niveles.

El director de Relaciones Estratégicas de la asociación europea de cargadores (European Shippers´ Council), Jordi EspÍn, ha manifestado que es una situación “de difícil explicación”, porque “ahora que todo el mundo tiene contratos de transporte a medio o largo plazo, los fletes spot están cayendo”. Espín ha recordado que hace un año “las navieras anunciaron que congelaban los fletes spot, con lo que el mercado se quedó sin un punto de referencia para firmar los contratos a largo plazo”. Sin embargo, “ahora los fletes spot caen y están por debajo de los precios de estos contratos”. En este sentido, ha apuntado que las navieras “están anticipando la caída de ventas y de demanda de los próximos meses” y ha señalado que este descenso del precio de los fletes “conviene a las navieras y al regulador de la Unión Europea para achacar el desajuste que ha habido a la pandemia”.

“Los precios de los fletes spot están por debajo de los firmados en los contratos a largo plazo”
Jordi Espin Director de Relaciones Estratégicas de European Shippers´ Council

Asimismo, ha hecho referencia a los “blank sailings y a la fiabilidad de los schedules de las navieras, que es otro de los puntos que hay que tener en cuenta, ya que solo el 40% de los buques a nivel global están llegando a tiempo”. También ha lamentado que el tiempo de tránsito “entre Asia y Europa se ha incrementado en 20 días con respecto a lo que teníamos antes de la pandemia, ya que ha pasado de 29 a 47 días”. Por tanto, según el análisis de Jordi Espín, se está dando “un servicio peor, pero el mundo de hoy solo está orientado al coste de las cosas y estamos banalizando el mal funcionamiento del transporte marítimo, lo que es malo para la cadena de suministro”. En este sentido ha apuntado que, al banalizarlo, “estamos legitimando este mal servicio”.