23 de junio de 2024 | Actualizado 5:35

Maersk acelera el desarrollo de su red propia de almacenes en España

El objetivo es crear una malla de centros formada por siete hubs situados en Barcelona, Madrid, Valencia, Algeciras y Zaragoza antes de 2025
E.M. / Maersk

El gigante marítimo Maersk dispondrá de una red de siete plataformas logísticas propias en España en 2025. Ya está operativo desde principios de año el primero de este conjunto de centros en la ZAL del puerto de Barcelona y, el próximo 15 de noviembre, se abrirá una nueva instalación en Alcalá de Henares (Madrid) dedicada al fulfillment. Hasta 2025, se añadirán otros cinco almacenes propios para disponer de dos instalaciones en Barcelona y Madrid y una en Valencia, Algeciras y Zaragoza.

El director de Operaciones del área de Contract Logistics de Maersk en España, Francia, Portugal y norte de África, Toni Sánchez, ha explicado que este programa inversor forma parte de la estrategia de la compañía por convertirse en un operador integral para “buscar sinergias que generen soluciones de valor a nuestros clientes”. La estrategia del gigante marítimo a nivel mundial contempla la duplicación de sus 280 almacenes propios actuales en tres años.

“Los centros propios nos ayudarán a generar sinergias para aportar valor a nuestros clientes”
Toni Sánchez Director de Operaciones de Contract Logistics de Maersk en España, Francia, Portugal y norte de África

En cuanto al desarrollo en España, Toni Sánchez ha declinado concretar detalles de los futuros centros y del orden en el que se van a implementar, porque “aún están en marcha muchas negociaciones”. Sin embargo, sí ha confirmado que “no van a ser todos los centros iguales, porque se adaptarán a las necesidades del mercado en cada ubicación”. El directivo de Maersk ha explicado que, con esta red de plataformas propias, tratarán de “aumentar la proximidad con los clientes, reducir los costes de manipulación y mejorar la eficiencia del transporte”, gracias a las economías de escala generadas por un gigante logístico como la multinacional danesa.

Respecto a la inminente apertura de su primer almacén propio en Madrid destinado a fulfillment, ha enumerado que se realizarán operaciones de almacenaje, picking y gestión de stock, pero también actuará como recinto aduanero y ofrecerá servicios de valor añadido. La instalación de 21.000 metros cuadrados está dotada de 35 muelles y, por su ubicación a tres kilómetros del Puerto Seco de Madrid, propondrá también soluciones intermodales.

La plataforma logística de Barcelona, que se centra en flujos de cross-docking y en consolidación y desconsolidación de mercancías, ya ha cumplido sus primeros nueve meses de operaciones. Según explica el director de Operaciones de Contract Logistics de Maersk en España, la instalación está preparada para gestionar un flujo de hasta cien contenedores al día de entrada y salida y 4.500 palets de stock. Actualmente, se encuentra al 30% de capacidad y se operan tres turnos de trabajo con una plantilla de 30 personas para clientes de alimentación, tecnología y retail, principalmente. A plena capacidad, el centro logístico empleará entre 80 y 90 trabajadores, adelanta Toni Sánchez. También recuerda que la infraestructura de 8.500 metros cuadrados actúa como recinto aduanero, lo que “permite que no se pare la mercancía en Aduana y pueda llegar hasta esta plataforma”.

Por otro lado, “a medida que crezcamos en volumen, lo haremos también en automatización” de estos dos primeros centros logísticos en Barcelona y Madrid, ha añadido Toni Sánchez. En el caso de Barcelona, se contempla la instalación de un sorter semiautomatizado y cintas de descarga de contenedores a granel en futuras fases de inversión acompasadas a la evolución de los volúmenes. Respecto a Madrid, el directivo del área Contract Logistics de Maersk prevé la incorporación futura de “mesas de empaquetado” y no descarta, a más largo plazo, adoptar un sistema de almacenaje automatizado.