6 de diciembre de 2022 | Actualizado 16:14

Maersk lanza un servicio ferroviario para reefer entre Valencia y el Reino Unido

La conexión se iniciará a finales de octubre con tres salidas semanales desde la terminal de Valencia a Barking, en el este de Londres
Terminal ferroviaria de APM Terminals Valencia | APM Terminals

La compañía Sealand, perteneciente al grupo danés Maersk, ha lanzado un nuevo servicio ferroviario entre España y el Reino Unido “especialmente diseñado para carga sensible a la temperatura como frutas y vegetales”, ha señalado. Esta conexión contará con tres salidas semanales desde la terminal de Valencia a la terminal de Barking en el este de Londres. El grupo danés ha señalado que los trenes “también transportarán carga no refrigerada en su viaje de regreso a España”. Las salidas regulares de este nuevo enlace comenzarán a finales del mes de octubre, “justo a tiempo para la temporada alta de exportación de frutas y vegetales en España”, ha señalado Maersk, tras las pruebas con clientes realizadas en septiembre.

El servicio se pondrá en marcha tras las pruebas realizadas con clientes durante el mes de septiembre

El grupo danés ha apuntado que más del 90% de las exportaciones de frutas y vegetales se dirigen “hacia el norte, lo que da como resultado que hasta 1.400 camiones crucen diariamente la frontera norte de España hacia los principales mercados de Reino Unido, Francia, Benelux, Alemania y Escandinavia”. En este sentido, el director general de Maersk para Francia, Iberia y Magreb, Diego Perdones, ha afirmado que el nuevo producto “resuelve varios desafíos a los que se enfrentan nuestros clientes de frigoríficos en España al exportar”. “En primer lugar”, ha enumerado, “varios grandes minoristas quieren reducir la huella de carbono de los productos que venden”. En segundo lugar, “prevalece una escasez de camioneros, lo que significa que actualmente el transporte por carretera transfronterizo suele ser limitado y poco fiable y, en tercer lugar, la capacidad y calidad de las carreteras principales son limitadas, lo que genera congestión”.

Diego Perdones ha manifestado que el transporte ferroviario “hace que los exportadores españoles sean independientes de la escasez de conductores y de los cuellos de botella en las carreteras y ofrece una reducción del 90% de emisiones de CO2 con respecto a un camión en carretera”. El director general para Francia, Iberia y Magreb también ha asegurado que, a futuro, se podrían incluir más destinos, integrando soluciones marítimas y ferroviarias. “Los grandes clientes”, ha añadido, “incluyendo importadores, productores y minoristas por igual, están operando con flujos de carga tanto marítimos como terrestre”.