29 de enero de 2023 | Actualizado 7:01
Rafael Gomes Gerente de Supply Chain y Logística de Boehringer Ingelheim España

“Tenemos proyectos para exportar algunos de nuestros productos por ferrocarril a países cercanos”

Rafael Gomes | Boehringer Ingelheim

Perfil

Rafael Gomes
Rafael Gomes
Suma 17 años de experiencia en cadenas de suministro del sector pharma, alimentación e industria deportiva. Graduado en Business Logistics por la Universidad de São Paulo, ha desempeñado cargos de especialista de Supply Chain en Bristol-Myers Squibb, Novartis y Luxottica antes de incorporarse como Head of Supply Chain Operations en Boehringer Ingelheim en Brasil. En octubre de 2021, hace justo un año, asumió el puesto de gerente de Supply Chain y Logística en la filial española de la multinacional farmacéutica.

La multinacional farmacéutica Boehringer Ingelheim comparte operador logístico y almacén central en España desde donde realizan su distribución (Disalfarm) con dos competidores directos, Bayer y Novartis. Se trata de toda una excepción y un caso práctico ya consolidado de una logística colaborativa con escasos ejemplos. El gerente de Supply Chain y Logística de Boehringer Ingelheim en España, Rafael Gomes, ofrece en esta entrevista algunas claves sobre el origen de sus materias primas, la importancia que le dan a la sostenibilidad al cerrar contratos con otras compañías y avanza proyectos a corto y medio plazo, entre ellos un aumento del uso del ferrocarril dentro de Europa.

¿El sector pharma en España está preparado para otra pandemia?

Hemos aprendido muchísimo y reaccionado de manera muy ágil. No tuvimos disrupciones de cadena para los productos que suministramos en España, ni en 2021, ni en la primera mitad del 2022. Lo hemos conseguido teniendo proximidad con los proveedores y con las empresas con las que gestionamos la distribución y almacenaje. Eso no significa que no tengamos falta de suministros en la fábrica de España. Todo lo que pasa en el mundo actualmente con la pandemia o conflictos geopolíticos nos impacta, pero hemos tenido éxito con nuestros proveedores garantizando que sigamos con suministro de nuestros productos a nuestros clientes sin tener rotura en la cadena.

¿De dónde provienen sus principios activos?

De todas partes del mundo, principalmente desde Europa. Tenemos proveedores europeos en países como Alemania o Francia. Algunos suministros vienen de los países escandinavos y también de Corea del Sur, de Japón y de China. La mayor parte de nuestros productos y materias primas provienen de Europa, así como los productos que denominamos ‘primarios’, los que tienen contacto con el producto, y ‘secundarios’, los que no tienen contacto con el producto.

Nuestros principios activos provienen de todas partes del mundo, principalmente desde Europa”

¿Cómo realizan la distribución?

Disalfarm se encarga de la distribución nacional y Picking Pharma de las exportaciones. Tenemos las actividades centralizadas en su almacén para las exportaciones, que llegan hasta los centros de Boehringer en otros países. Tener un operador logístico para almacenar y realizar estas exportaciones nos ayuda internamente a optimizar las actividades que tenemos aquí. Podemos agilizar la expedición de los productos acabados, los administran nuestros partners (Disalfarm y Picking Pharma) e internamente mi equipo lleva la dedicación y optimización de stocks de suministros y semiacabados para garantizar siempre el suministro en el tiempo adecuado.

¿Contemplan tener almacenes a corto plazo?

No es un plan a corto plazo, no es una actividad acorde a Boehringer almacenar productos acabados. Tenemos un partnership con una empresa especializada en garantizar la ágil distribución de productos y tener un conocimiento muy específico en este tipo de operaciones logísticas. Para nosotros, es una ventaja en el mercado porque así podemos enfocarnos en la optimización de las actividades relacionadas con la industria farmacéutica y tener un partner que sea un diferencial en la parte logística que realice la distribución y exportación.

La volatilidad de precios y la disponibilidad de contenedores sigue siendo un reto para nosotros”

¿Qué transporte utilizan para las importaciones y las exportaciones?

Solemos utilizar al máximo el transporte marítimo, pero sí que a veces utilizamos un poco el aéreo o incluso el transporte por carretera en Europa. La volatilidad de precios y la disponibilidad de contenedores sigue siendo un desafío actual. Como industria farmacéutica, necesitamos cuidar de aspectos que son detalles en los fletes que contratamos. Por ejemplo, conseguir contenedores en buen estado nos dificulta aún más este tema de la disponibilidad y precio de contenedores. Además, hemos hecho reservas con antelación y seguimiento casi a diario de las reservas. No obstante, cuando tuvimos que cambiar de un marítimo a aéreo o a carretera, lo hicimos. Normalmente, tenemos que cambiar de marítimo a aéreo en caso de emergencia en algún país o región o cuando necesitamos suministrar un producto de manera no anticipada e inmediata por cualquier motivo. Ahí sí que necesitamos utilizar el avión y la disponibilidad de espacios y de equipamientos para el transporte, así como los precios, siguen siendo impresionantemente altos.

¿Se plantean utilizar el ferrocarril?

Tenemos proyectos de uso de ferrocarril para exportar e incluso a día de hoy algunas de las materias primas que compramos de proveedores europeos las traemos a España por ferrocarril. Hemos empezado durante la pandemia con pruebas piloto y contamos con nuevas opciones, no solamente para productos que importamos por ferrocarril, como materias primas o productos para el envasado, también tenemos proyectos de subir el resto de productos al tren. Son proyectos, aún no están en marcha. 

¿De dónde provienen las materias primas en ferrocarril? 

A día de hoy tenemos pruebas piloto en Francia y en Alemania. Traemos productos importantes por ferrocarril desde Alemania, que son los productos de nuestra línea de respiratorio.

Traemos productos para nuestra línea de respiratorio por ferrocarril desde Alemania”

¿En qué consisten los proyectos que tienen para exportar por ferrocarril?

Inicialmente hablamos de exportaciones a otros países europeos y empezaremos los proyectos piloto con los países cercanos donde tenemos un partner y una distribución más fuerte. Por ejemplo, tenemos proyectos de este tipo para Portugal, Francia y países más cercanos y los pondremos en marcha para algunos de nuestros productos, no para todos. Debemos cumplir una serie de reglas para iniciar un proyecto así, como la calificación y la validación del medio de transporte, por eso lleva un poco de tiempo ponerlos en marcha. No tenemos una fecha segura para su inicio, pero probablemente sea la misma solución que utilizamos en la importación.

¿A qué tipo de productos se dirigen estos proyectos?

Es posible pensar este tipo de logística para cualquier tipo de producto, pero siempre empezamos proyectos de este tipo analizando las características de los productos. Aquellos que tengan más estabilidad y flexibilidad para transportarlos son los prioritarios. Seguimos una lógica interna de tipos de productos que podamos hacerlos piloto para transportarlos de esta manera. Escogemos los productos en conjunto con el departamento de calidad para poner en marcha este tipo de proyectos, necesitamos la certeza y seguridad de que la calidad siempre está en primer plano en todo lo que analizamos, incluso cuando hablamos de proyectos de innovación o de green logistics.

¿Cómo gestionan la logística inversa?

Cada país aplica una regla y cuando tienen una devolución, el producto se queda en el país y todos los trámites legales, como posibles destrucciones, se hacen en los países. Tenemos muy pocas devoluciones de mercado. Boehringer se caracteriza por tener muy pocas devoluciones. Sí tenemos zonas, como Islas Baleares o Andorra, que nos devuelven las mercancías a Boehringer, pero lo lleva el departamento de Commercial Supply Chain.

Aplicamos criterios de sostenibilidad a las cláusulas de los contratos para alinear nuestros objetivos”

¿Qué proyectos tienen a corto y medio plazo?

Los proyectos más inmediatos que tenemos para los próximos tres años son la digitalización, el uso de big data, sistemas de automatización para la producción que tenemos en España y el más inmediato son los cuidados de la sostenibilidad. La digitalización está muy conectada a la parte de green logistics, pero también está conectada con la parte de modernización, en cómo hacemos las cosas en la industria farmacéutica y en su supply chain. 

¿Qué proyectos tienen en relación con la automatización?

Además de las inversiones de I+D de medicamentos, tenemos inversiones en la planta para producciones de nuevos medicamentos en España. Seguimos con la línea de respiratorios para tener aquí cada vez más producción y output local, pero también hemos realizado inversiones recientes para la nueva línea de sólidos, que son las tabletas de diabéticos que empezaremos a producir entre 2023 y 2024. Es una inversión de todo un rol de equipamientos y máquinas para producción local de una línea de diabéticos para Boehringer muy significativa. Hablo de la producción y la conexión entre almacén y la parte de la fábrica, que está automatizada también. Tenemos equipamientos nuevos para conectar la parte interna de la fábrica a la parte externa donde están los almacenes internos. Y cuando el producto acabado sale de la planta, la conexión también es lo más automatizada posible para ponerlos en los camiones, sean de Disalfarm o de Picking Pharma, para su exportación.

¿Piden criterios de sostenibilidad a sus partners?

Todos nuestros partners deben tener la capacidad de seguir la filosofía que tenemos, deben que estar en una condición de responder a las exigencias que tenemos y deben que acreditar y creer en este alineamiento. Pedimos estos criterios en el tipo de servicios que contratan ellos, en las actividades internas que lleven en términos de digitalización, utilización menor de papel, y en que tengan cuidado a la hora de contratar fletes. Cada vez más intentamos plantear retos en el sentido de qué podemos hacer para cambiar el futuro en términos de sostenibilidad. Las cláusulas de los contratos empiezan a tener criterios de sostenibilidad e inicialmente preguntamos a las empresas que son nuestros partners qué hacen ellos en materia de sostenibilidad e intentamos crear un camino de comunicación abierto de ida y venida para intercambiar experiencias y tener un futuro más verde.