9 de febrero de 2023 | Actualizado 18:44

Madrid arranca su estrategia DUM con la app para digitalizar las plazas de carga y descarga

La estrategia del ayuntamiento recoge también el despliegue de microhubs logísticos y el fomento de vehículos de bajas emisiones
Ayuntamiento de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid ha dado hoy el pistoletazo de salida a su Estrategia de Distribución Urbana de Mercancías (DUM) 360. Según ha explicado el consistorio, consta de diez medidas para fomentar un modelo logístico más eficiente y sostenible en la ciudad, y que responde al auge del comercio electrónico y del incremento de la actividad de carga y descarga que esta actividad genera, y que llega a alcanzar las 700.000 operaciones diarias en la capital española. En dicho decálogo, están incluidas medidas como el aumento de microplataformas o microhubs logísticos en la almendra central urbana, así como la puesta en marcha de una aplicación móvil dirigida solo al sector profesional y que digitaliza todo el sistema de reparto de mercancías y automatiza el control del uso de las plazas de carga y descarga.

“La distribución urbana de mercancías cada vez es de mayor importancia en las ciudades y, por tanto, la logística para que esa distribución se haga de forma rápida, ágil y efectiva es muy relevante”, ha comentado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, durante la presentación. De esta forma, la aplicación, denominada Madrid DUM 360, supone “la medida clave de la estrategia”, según ha reconocido el propio ayuntamiento.

Passador

LAS DIEZ MEDIDAS DE LA ESTRATEGIA DUM 360

Fuente: Ayuntamiento de Madrid

Almeida ha explicado que el objetivo es "evitar, en la medida de lo posible", las congestiones que se producen por los procesos de carga y descarga, las dobles filas y "la pérdida de tiempo que supone para los transportistas". La app permitirá a los profesionales conocer en tiempo real qué plazas de carga y descarga están ocupadas o libres y poder realizar variaciones de recorrido en función de esta información.

La app permitirá a los profesionales conocer en tiempo real qué plazas de carga y descarga están ocupadas o libres

El transportista deberá introducir la matrícula de su vehículo e indicar sobre un plano dónde desea estacionar. Si la plaza elegida está libre, generará un ticket virtual con la hora de finalización del aparcamiento. El tiempo máximo que se concederá para estacionar en dichas plazas de carga y descarga será de 45 minutos, aunque los vehículos con etiqueta eco o cero emisiones podrán ampliar el plazo. Si la operación de carga y descarga termina antes de lo estipulado, se podrá informar a la app, que dará un tiempo adicional para futuras operaciones. La aplicación también cuenta con una funcionalidad para notificar la ocupación ilegal de las plazas. Su uso se extenderá a todo el sector a partir del próximo lunes, 24 de octubre. Desde entonces y hasta el 15 de enero, el sistema de carga y descarga inteligente funcionará en fase de aviso. También se contempla la ampliación del horario en determinadas zonas de la ciudad de 7.00 a 20.00 en función de los datos obtenidos de la aplicación para laminar las horas punta.

LA PATRONAL LOGÍSTICA UNO APLAUDE LA APP PARA CARGA Y DESCARGA
Una de las primeras reacciones ha venido desde la Organización Empresarial de Logística y Transporte (UNO). Su presidente, Francisco Aranda, ha reaccionado positivamente la entrada en vigor de la Estrategia DUM 360 para la ciudad de Madrid y ha acogido "con satisfacción" la implantación de la aplicación para la gestión de carga y descarga. "Esta iniciativa es fruto del trabajo conjunto que hemos venido realizando ayuntamiento y sector empresarial y ayudará a planificar mejor la logística urbana", ha destacado Aranda. Además, considera que el empleo de la tecnología en la gestión de la carga y descarga de mercancías "dignifica la labor de sus profesionales y ayudará a reducir la contaminación".

En línea con la aplicación de carga y descarga, el ayuntamiento ha anunciado la creación, hasta 2025, de más de mil nuevas plazas para realizar estas tareas más próximas a los centros de almacenaje y los comercios, algo en lo que reconoce haber notado "una diferencia notable en el grado de cobertura según el distrito". Actualmente, la ciudad dispone de 2.660 zonas de carga y descarga con un total de 8.219 plazas. El incremento de la oferta de plazas establece "una dotación mínima que permita que cualquier establecimiento comercial u hostelero disponga, siempre que sea factible, de un mínimo de una reserva a menos de 75 metros", destaca el consistorio. El segundo criterio será que la probabilidad de encontrar plaza vacía sea, como mínimo, del 50%.

Otra medida destacada es el impulso a la creación de más microhubs en el núcleo urbano que faciliten la rotura de carga, la micrologística y la última milla en el interior de la M-30. "El abastecimiento se realizaría en periodo nocturno con vehículos de gran tamaño y se distribuiría con vehículos con bajas emisiones durante el día", ha manifestado el alcalde, que ha vuelto a apelar a la colaboración público-privada para su funcionamiento. También desde el próximo lunes, la capital contará con un incremento del número de consignas en los aparcamientos municipales para reducir la cantidad de viajes relacionados directamente con el ecommerce, que, según el consistorio, suponen el 27% del reparto. Donde más desplazamientos de este tipo se producen es en los distritos de Salamanca (43%) y Hortaleza (46%). "Las entregas con esta modalidad de venta provocan un elevado número de viajes debido a las entregas no exitosas", admite la institución municipal.

Por último, la estrategia contempla continuar fomentando los vehículos de bajas emisiones, por lo que se mantendrán las ayudas Cambia 360 para la DUM. Además, se plantea crear un foro DUM que permita que la administración, los operadores, la comunidad local y otros actores implicados trabajen juntos para resolver dificultades específicas de la distribución urbana de mercancías. El sector servicios de transporte y almacenamiento representa el 6% del PIB de la Comunidad de Madrid (12.000 millones de euros al año) y ocupa a 120.000 trabajadores. En carretera, la DUM representa el 11%, precedido por los turismos, que suponen el 79%, y es responsable del 21% de las emisiones de nitrógeno del transporte por carretera, según los datos del Ayuntamiento de Madrid.