30 de mayo de 2024 | Actualizado 0:01

Renault Trucks distribuirá desde sus concesionarios bicicletas de carga a partir de 2023

El fabricante ya ensambla y distribuye las bicicletas eléctricas de Kleuster en Francia y se prevé la llegada a España para el año próximo
Renault Trucks

La compañía Renault Trucks se ha asociado con el fabricante de triciclos de reparto con asistencia eléctrica Kleuster y acogerá en su fábrica de Vénissieux (Francia) el ensamblaje del modelo Freegônes. Estas bicicletas de carga ya están disponibles en la red francesa del fabricante de vehículos pesados y, a partir de 2023, lo estarán en su red europea. Aun no hay fecha de desembarco en España, aunque desde la compañía aclaran que su distribución en nuestro país se realizará a través de la red de concesionarios de la marca. 

El ensamblaje de Freegônes se está desarrollando en una zona del complejo de Renault Trucks en Vénissieux

“Entre el aumento de zonas de bajas emisiones, el fuerte incremento en las entregas en la última milla y la creciente conciencia colectiva sobre el medio ambiente, el futuro del desplazamiento en el medio urbano pasa por la proliferación de medios de desplazamiento ágiles y de bajas en emisiones de carbono”, ha recordado el presidente de Renault Trucks, Bruno Blin.  En este contexto, la empresa Kleuster lanzó hace ocho años su bicicleta de carga Freegônes con asistencia eléctrica para uso profesional. 

El ensamblaje de Freegônes se está desarrollando en una zona del complejo industrial de Renault Trucks en Vénissieux, “favoreciendo así la economía regional”, apostilla el fabricante. En la actualidad, un total de 200 unidades de este modelo circulan por Francia. A muy corto plazo, la capacidad de producción se quintuplicará respecto a la actual, han señalado desde el fabricante de camiones. “Esta convergencia con Renault Trucks nos ha parecido por tanto beneficiosa para ambas empresas, permitiendo responder a la vez a los retos medioambientales de nuestros días y a las necesidades de nuestros clientes actuales y futuros”, ha señalado el fundador de Kleuster, Gérard Têtu.

Este triciclo de reparto tiene una autonomía de 80 km y un chasis al que se pueden adaptar cinco módulos

Este triciclo de reparto con una autonomía de 80 km, cuenta con un chasis al que se pueden adaptar cinco módulos (caja, caja refrigerada, alimentos, bandeja y volquete). La caja presenta una capacidad de carga de 350 kg y dos metros cúbicos de volumen útil, además ofrece la opción de ser refrigerada (- 25 a + 4 °C) para el transporte a temperatura controlada. Por su parte, el módulo volquete de residuos puede descargar de forma automática en menos de 20 segundos en un camión volquete o en un contenedor. “Gracias a su modularidad, Freegônes se dirige a múltiples objetivos, desde el reparto y la recogida de paquetes o de alimentos, a la mensajería, el sector artesanal, la recogida de residuos, el mantenimiento de espacios verdes o el sector de la gastronomía”, explican desde Kleuster.