9 de febrero de 2023 | Actualizado 18:44

La incubadora de impresión 3D de Barcelona llega al centenar de empresas antes de lo previsto

El Consorci de la Zona Franca de Barcelona y Leitat, que lideran el proyecto, preveían inicialmente que la cifra se alcanzara en 2024
CZFB

La 3D Factory Incubator liderada por el Consorci de la Zona Franca de Barcelona y Leitat ha superado sus expectativas iniciales al incubar a un centenar de empresas en menos tiempo del previsto. Concretamente, el proyecto esperaba cumplir con ese hito para 2024, aunque ya en marzo de este año se anunció que un total de 82 startups, pymes y microempresas relacionadas con la impresión 3D se habían unido a la iniciativa, lo que anticipaba un desarrollo precoz. La incubadora 3D de la Zona Franca se inauguró en 2019 para desarrollar proyectos de este ámbito mediante la centralización en una sede de última tecnología y el asesoramiento en las distintas fases de despliegue de las empresas, y se trata de la primera iniciativa de sus características en Europa. De hecho, cuenta con financiación comunitaria de los fondos Feder, canalizados a través de la Fundación Incyde de las cámaras de comercio españolas.

“Es un fiel reflejo de que estamos marcando los caminos de la nueva economía”
Pere Navarro Delegado Especial del Estado en la Zona Franca de Barcelona

El delegado especial del Estado en la Zona Franca de Barcelona, Pere Navarro, ha señalado “el claro ejemplo de colaboración entre instituciones” que marca este proyecto y que se desprende del éxito al incubar a las cien empresas, lo que es “un fiel reflejo de que estamos marcando los caminos de la nueva economía”. Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Leitat, Joan Parra, ha destacado “el poder de atracción que podemos generar ofreciendo un entorno de vanguardia con la última tecnología y y todos los recursos necesarios a start-up y emprendedores con talento”. No obstante, “queda aún un largo camino que recorrer”, ha advertido Joan Parra, puesto que “la mayor parte de las empresas incubadas se encuentran en las fases iniciales de adopción de las tecnologías de impresión 3D”.

Aunque todas las empresas incubadas por 3D Factory coinciden en tener a la impresión 3D en el centro de su idea de negocio, pertenecen a campos muy diversos. Según los impulsores de la iniciativa, entre ellas hay empresas pertenecientes a los sectores de los bienes de consumo, los bienes de equipo, la salud, la movilidad, la consultoría, la construcción, las tecnologías de la información y los sectores químico y logístico. A lo largo de estos tres años de funcionamiento de la incubadora, indican fuentes del Consorci, “las empresas han podido hacer realidad sus proyectos imprimiendo diferentes productos innovadores, como prótesis dentales, motocicletas, monturas de gafas, e incluso un revolucionario saxofón” en sus laboratorios.