29 de enero de 2023 | Actualizado 7:01

MPS apuesta por Catalunya con la construcción de un laboratorio de semiconductores

La multinacional, tras ampliar el centro de diseño en Barcelona, construirá un nuevo edificio de pruebas en Hospitalet de Llobregat
Visita a las instalaciones de MPS | Generalitat de Catalunya

La compañía estadounidense especializada en semiconductores Monolithic Power Systems (MPS) construirá un nuevo edificio en L’Hospitalet del Llobregat, tras ampliar su centro de diseño de circuitos integrados de Barcelona. Una vez finalicen las obras en 2024, la capital catalana acogerá el centro de I+D más importante que la multinacional posee en Europa. El proyecto también cuenta con el apoyo de Acció a través de Catalonia Trade & Investment, que ha adjudicado dos ayudas que suman un total de 256.000 euros. Esta unidad trabaja para captar nuevos proyectos de inversión extranjera en Catalunya al tiempo que asesora para facilitar el proceso de inversión las empresas extranjeras.

En primer lugar, la ampliación del centro de diseño de circuitos integrados de semiconductores que ha pasado de 800 metros cuadrados a 2.000 metros cuadrados acogerá 50 nuevos ingenieros, que se suman a la actual plantilla de 90 trabajadores. Además, el futuro edificio de L’Hospitalet del Llobregat, cuyos terrenos han sido adquiridos al Institut Català del Sòl (Incasòl), contarán con una superficie de 3.000 metros cuadrados.  En este caso, la instalación contará con un laboratorio de pruebas que empleará a un centenar de personas.  

Los terrenos del futuro laboratorio han sido adquiridos al Incasòl

El consejero delegado de MPS, Michael Hsing, acompañando al consejero de Empresa i Treball, Roger Torrent, y la consejera d’Economia i Hisenda, Natàlia Mas, en su visita a las instalaciones de Barcelona, ha explicado que “en Catalunya cuenta con un entorno muy favorable gracias a la presencia de buenas universidades y una gran calidad de vida, lo que facilita la atracción de talento”.  Por su parte, Torrent ha subrayado que “los semiconductores son el elemento más cotizado en prácticamente todos los sectores, una demanda que crecerá exponencialmente en los próximos años; Catalunya está preparada para ser un polo de diseño y fabricación”.

Con este proyecto, la empresa estadounidense con sede en Seattle pretende dar respuesta al incremento de la demanda de semiconductores a nivel global. Este aumento se debe al aumento en la electrificación de la automoción y al aumento del sector de los data centers como consecuencia de la pandemia. La multinacional, que cotiza en el Nasdaq, aterrizó en Barcelona en 2018 y cuenta con 3.000 empleados a escala global.