9 de febrero de 2023 | Actualizado 18:44

Cosco desembarca en el puerto de Hamburgo y se hace más fuerte en el norte de Europa

El Gobierno alemán autoriza al holding chino la compra de 24,9% de la terminal CCT por 45 millones de euros, pero le niega la gestión
Container Terminal Tollerort | HHLA

El operador portuario de terminales Cosco Shipping Ports ya tiene el camino libre para desembarcar en el puerto de Hamburgo (Alemania), donde invertirá 45 millones de euros en la adquisición del 24,9% de la terminal de contenedores Tollerort (CTT), propiedad de HHLA. La operación acaba de ser aprobada bajo ciertas condiciones por el Gobierno alemán, quien también ha consultado a sus socios comunitarios al tratarse de una infraestructura crítica para la UE. El desembolso permitirá al gigante estatal chino hacerse más fuerte en el norte de Europa y ampliar su presencia en la red de infraestructuras continentales.

La decisión final no ha estado exenta de tiras y aflojas en el seno del Gobierno de coalición del canciller alemán Olaf Scholz, y se enmarca en el contexto de la invasión rusa de Ucrania. La guerra ha puesto en evidencia la vulnerabilidad exterior de la UE y ha originado que los 27 Estados miembros intenten reducir su dependencia de China.  El país asiático es el primer socio comercial de Alemania, con un volumen de 245.000 millones de euros en 2021, lo que supone más de un tercio del comercio de la UE con China. Al final, el Ejecutivo de Scholz ha tirado por la calle de en medio, rebajando las expectativas de Cosco, aunque no ha seguido la opinión de sus colegas comunitarios, que “desaconsejaron la controvertida ventas de acciones en la terminal”, según publica el diario económico ‘Handelsblatt’.

El operador chino no tendrá voz en la gestión o las decisiones estratégicas de la terminal

De hecho, la adquisición del 24,9% es inferior a la participación del 35% acordada entre Cosco y HHLA por 65 millones de euros en septiembre de 2021. El operador chino tampoco tendrá voz en la gestión o las decisiones estratégicas de la terminal. En un comunicado, la propia Cosco califica la decisión del Gobierno alemán de “una aprobación parcial” que está sujeta al cumplimiento de “ciertas condiciones relacionadas con los derechos del accionista Grand Dragon”, la filial con la que la asiática realizará la compra. Ahora le toca a Cosco, que ya es cliente de la terminal a través de la pata naviera de la corporación, decidir si sigue adelante con la transacción, aunque fuentes del Gobierno federal citadas por medios alemanes han asegurado que “la compañía china está de acuerdo con las condiciones”.

En la misma línea, HHLA, cuyo principal accionista es la ciudad-estado de Hamburgo con el 69% de los títulos, asegura en una nota que se reserva “el control exclusivo sobre todas las decisiones importantes”. Cosco “no tendrá ningún derecho exclusivo sobre la terminal, que permanecerá abierta a los volúmenes de contenedores de todos los clientes”. Añade que “Cosco tampoco tendrá acceso a datos e informaciones estratégicos” y que las ventas seguirán “siendo responsabilidad exclusiva de HHLA”.

El puerto de Hamburgo, con un tráfico de 8,7 millones de teus en 2021, es la tercera dársena europea, solo por detrás de Rotterdam (Países Bajos) y Amberes (Bélgica), y la 20 del mundo en el tráfico de contenedores. HHLA explota tres terminales en el puerto, que manipularon 6,5 millones de teus en 2021, es decir, el 75% del negocio de contenedores de la dársena. Por su parte, el holding chino registró un movimiento bruto próximo a los 130 millones de teus en 2021, de los que el 23% procedió de sus instalaciones fuera de China, y es la segunda estibadora más grande del mundo, solo por detrás de PSA.

Cosco se hace más fuerte en un plaza clave como es el norte de Europa para los tráficos con Asia

Con su desembarco en la terminal CCT, Cosco se hace más fuerte en un plaza tan importante como es el norte de Europa para los tráficos con el Lejano Oriente y sudeste de Asia. El gigante chino dispone de participaciones en tres terminales de la región. Ostenta el 20% en Antwerp Terminal, el 85% en CSP Zeebrugge y el 17,8% en Euromax Terminal (Rotterdam). En estas tres terminales manipuló 5,7 millones de teus en 2021.

En concreto, los puertos del norte de Europa (Rotterdam, Zeebrugge, Amberes, Bremen y Hamburgo) movieron 44 millones de teus en 2021, lo que supone una utilización del 70% sobre su capacidad de 56,4 millones de teus, según datos de Drewry. En el caso concreto de Hamburgo, el tráfico con Asia supone el 51% del negocio del contenedor. De hecho, China es el principal socio comercial del puerto de Hamburgo (2,56 millones de teus en 2021), seguido de lejos por Estados Unidos (600.000 teus).

Hamburgo es el recinto ferroportuario más grande de Europa y la terminal CCT dispone de estación ferroviaria

La terminal CCT dispone de una superficie de 600.000 metros cuadrados y 1.200 metros de línea de atraque. Los planes de HHLA para la instalación pasan por un inversión de 60 millones para aumentar la actual capacidad de 1,6 a dos millones de teus “en línea con la evolución del tráfico de Cosco”, según consta en la presentación de la compañía a los accionistas del pasado septiembre. Además, contempla “una futura expansión para ganar un segundo atraque para buques de 20.000 teus”.

Hamburgo es también el recinto ferroportuario más grande de Europa, con una tupida red de conexiones con el interior del continente, los países bálticos y el corredor de la Nueva Ruta de la Seda entre Yiwu y Madrid. Este corredor es una iniciativa del Gobierno de Pekín para abrir el puente económico entre Europa y Asia al ferrocarril, que se presenta como alternativa al barco en la ruta a través del Índico y el Canal de Suez, lo que permite reducir los tiempos de tránsito de la mercancía en 20 días. El tren, con un movimiento de 47 millones de toneladas en 2021 (incluidos 2,6 millones de teus), tiene una cuota del 52% en el puerto de Hamburgo. La terminal CCT dispone de una estación de ferrocarril para carga contenerizada con cinco vías y una longitud de vía de 700 metros.

Cosco también dispone de terminales en el sur de Europa, el Mediterráneo y el mar Rojo. En concreto, en España tiene capacidad para cinco millones de teus/año a través de sus participadas CSP Valencia (51% del capital) y CSP Bilbao (39,5%). En 2021, ambas instalaciones manipularon 3,6 millones de teus. Asimismo, en nuestro país dispone de filiales intermodales: el 51% del operador ferroviario Logitren, el 50% de CSP Iberian Rail Services, que gestiona el puerto seco de Coslada, y el 60% de CSP Iberian Zaragoza Rail Terminal. Por otra parte, es titular del 100% de Terminal Pireus, en Grecia, que cerró con 4,6 millones de teus el año pasado, y el 40% de Terminal Vado, en Italia. En el Canal de Suez, posee participaciones en dos estibadoras, una en Egipto y otra en Arabia Saudí, en las que manipuló cinco millones de teus en 2021.