9 de febrero de 2023 | Actualizado 18:44

La opción liderada por QEV y Goodman se perfila para reemplazar a Nissan en Barcelona

La suya es la única propuesta para reindustrializar los terrenos de la Zona Franca que se ha formalizado dentro del plazo de licitación
CZFB

La propuesta de la inmologística Goodman presentada en acuerdo con el Hub de descarbonización (D-Hub), que lideran QEV Technologies y B-Tech al frente de varias empresas, será la única que seguirá adelante en la puja por reocupar los antiguos terrenos de Nissan en la Zona Franca de Barcelona. Tras cerrarse el plazo de presentación de candidaturas, y pese a la especulación de las últimas semanas acerca de nuevos postores que sobrevolaban el concurso, el Consorci de la Zona Franca de Barcelona ha informado de que solo una candidatura ha presentado propuesta firme, y esa sería la que lideran la inmologística australiana y el consorcio de empresas. Así lo han hecho público la agencia Europa Press y han confirmado a este diario fuentes cercanas al proceso. Sin embargo, la mesa de reindustrialización no ha hecho público ningún nombre mientras dura el concurso.

El plazo de candidaturas se ha cerrado finalmente pese a la incertidumbre que lo ha rodeado desde el principio, en gran medida debido a la falta de concurrencia de candidatos cuyo proyecto agradara a la mesa de reindustrialización o que fueran capaces de cumplir con los pliegos del concurso. Hasta en tres ocasiones se ha aplazado una fecha que, en un principio, expiraba el 16 de agosto, pero que ha acabado alargándose hasta las 11:00 del 31 de octubre. Pasado ese plazo, los miembros de la mesa han abierto el primero de los tres sobres en los que se detalla cada candidatura, y que en este primer caso comprendía los documentos administrativos y los flecos legales del proyecto aspirante. Los demás sobres, correspondientes al perfil técnico y a la propuesta económica del proyecto, se abrirán los próximos 4 y 17 de noviembre, fecha a partir de la cual se cierra el proceso de valoración y se abre el periodo para que la mesa de reindustrialización proponga al órgano contratante -la Zona Franca de Barcelona- su candidato, el cual puede ser aceptado o rechazado. Después de este paso se hará público el futuro arrendador de los terrenos que Nissan desocupó a finales de 2021.

La adjudicación definitiva de los terrenos se conocerá a partir del 17 de noviembre

Aunque los detalles de la única candidatura aún no son oficialmente públicos, varios medios han informado en los últimos meses de que el proyecto del consorcio de empresas y la inmologística australiana prevé realizar una inversión inicial de 150 millones de euros destinada a la rehabilitación del espacio, que luego ascendería a los 300 millones de euros durante los tres primeros años de operaciones en el terreno. Pese a que gran parte de esos importes procederá de Goodman, que será el arrendador formal del espacio, cabe destacar que el D-Hub fue el tercer máximo beneficiario del PERTE del vehículo eléctrico recientemente adjudicado con 108 millones, una cifra para las cuales las 18 empresas que lo componen están buscando los avales correspondientes.

Por otro lado, también se ha conocido que otra de las supuestas candidatas en liza, la sociedad gestora de la ZAL de Barcelona (Cilsa), habría realizado una propuesta junto a la compañía de soluciones de almacenaje Mecalux, pero su candidatura se habría postulado de forma no formal y fuera de concurso. El planteamiento de la unión entre Mecalux y Cilsa (participada por Merlin y el puerto de Barcelona) buscaría presentarse como opción en caso de que el concurso hubiera quedado desierto, dado que todas las partes eran conscientes de que su proyecto no estaba orientado a la automoción, una de las prioridades de la mesa de reindustrialización.