4 de diciembre de 2022 | Actualizado 20:22
Presentación del plan estratégico de la compañía aeroportuaria hasta 2026 | Aena

Aena sitúa la edificación del primer área del polo logístico de Barajas a finales de 2024

El gestor fecha entre 2024 y 2025 los primeros concursos del polo logístico de El Prat y estudia el potencial de Málaga, Sevilla y Valencia

La empresa española Aena ha puesto fecha al inicio de la construcción del primer área ya licitada de la ciudad aeroportuaria de Madrid-Barajas. La edificación en las primeras 32 hectáreas para usos logísticos del Área 1, que cuenta con un presupuesto de 170 millones de euros, se iniciará previsiblemente en diciembre de 2024, según ha dado a conocer la directora general Comercial e Inmobiliaria de Aena, María José Cuenda, durante la presentación del plan estratégico de la compañía hasta 2026. Además, Aena ha anunciado que los primeros lanzamientos destinados a logística en el aeropuerto de Barcelona se producirán entre 2024 y 2025 y ha informado del inicio del análisis del potencial de desarrollo de polos logísticos en otros recintos aeroportuarios españoles, como Málaga, Sevilla y Valencia.

295 hectáreas

Barajas conserva 295 hectáreas adicionales para dar continuidad al proyecto de ciudad aeroportuaria

En lo referente a Madrid-Barajas, el presupuesto de 170 millones de euros se dividirá en 116 millones de euros de inversiones en bienes de capital (capex) y un pago inicial de 52,2 millones de euros por parte de la inmologística P3 Logistic Parks a Aena en concepto de explotación de su suelo. El presidente de Aena, Maurici Lucena, ha valorado los avances en este nodo como “muy laboriosos”, pero reconoce que “el esfuerzo ha merecido la pena porque el pago por el uso de la superficie ha sido satisfactorio”.

La tramitación urbanística de este polo logístico se iniciará a principios de 2023. De esta forma, el otorgamiento del derecho de superficie estará listo para 2024 y las obras podrán comenzar para finales de ese mismo año, según el cronograma expuesto por el gestor aeroportuario. Por tanto, restarán 295 hectáreas adicionales para dar continuidad al proyecto, en palabras de María José Cuenda. En esa superficie, están incluidas una parcela de 90 hectáreas del polo logístico norte de la Terminal 4, cuyo lanzamiento está previsto para la segunda mitad de 2025; y un segundo polo logístico de 145 hectáreas que se lanzará en 2026.

El concurso para el nodo logístico del Aeropuerto de Málaga se abrirá durante la primera mitad de 2025

Respecto al nodo logístico de Barcelona-El Prat, los primeros lanzamientos de la Terminal 2 están programados entre 2024 y 2025, según Aena. En este caso, el gestor español tiene disponibles un total de 151 hectáreas y el primer lanzamiento al mercado se producirá con una superficie 35 hectáreas. También habrá disponibles otras 36 hectáreas para el desarrollo de otro nodo frente a la Terminal 2, cuya puesta en el mercado está pensada para la primera mitad de 2025, dependiendo de las autorizaciones, según la directora general Comercial e Inmobiliaria de Aena. Por último, frente a la zona de carga del aeropuerto, habrá una superficie disponible de 19 hectáreas que quedará disponible a partir de 2026.

Por otro lado, “estamos centrados en el análisis del potencial de otras infraestructuras para el desarrollo de nuevas ciudades aeroportuarias y aprovecharemos nuestra experiencia en esta materia para llevarlas a cabo”, ha comentado Cuenda. En este sentido, los aeropuertos de Málaga, Sevilla y Valencia están actualmente bajo la lupa del operador, que se encuentra preparando los primeros lanzamientos de parcelas logísticas al mercado. En el caso de Málaga, el concurso para el polo logístico se abrirá durante la primera mitad de 2025. Sevilla y Valencia tienen pendiente el cierre para 2023 de los master plan o los planes de viabilidad de edificación. Entre otros motivos, Maurici Lucena ha alegado que “sabemos que en estos aeropuertos hay demanda, y no solo de logística, y además tenemos capacidad de territorio que permite el desarrollo inmobiliario“. Por su parte, la directora general Comercial e Inmobiliaria de Aena ha añadido que la compañía está abierta a “explorar el potencial inmobiliario de otros aeropuertos y filiales internacionales” para actividades relacionadas con logística, movilidad y servicios basados en datos.

EL DORA II PONE EL FOCO EN BRASIL PARA EL DESARROLLO ECONÓMICO DE AENA
El principal objetivo del Documento de Regulación Aeroportuaria hasta 2026, conocido también como DORA II, es maximizar el valor de los activos internacionales, aunque “siempre siendo muy selectivos y si el activo presenta un valor financiero rentable”, ha matizado Lucena. “Si no es así, Aena no se plantea crecer más internacionalmente”. El presidente ha estimado que el valor de los activos internacionales actuales representará el 10% del Ebitda de la compañía para dentro de cuatro años y ha adelantado que aspiran a incorporar más activos que lleguen a representar hasta el 5% adicional del Ebitda de 2026.

El plan estratégico a cuatro años de Aena engloba, a modo más general, una apuesta por parte de la compañía por las filiales internacionales de Latinoamérica, y en concreto por Brasil, país en el que gestiona el 20% del tráfico aéreo. De hecho, Maurici Lucena ha calificado Brasil como “un mercado estratégico y prioritario”. Respecto a la transformación y la gestión del aeropuerto de Congonhas-São Paulo, el consejero ejecutivo y director general de Aeropuertos, Javier Marín, ha explicado que consistirá en la edificación de una nueva terminal, el ajuste de calles de rodaje y una ampliación de la plataforma de aviación comercial. “Todo ello se llevará a cabo durante cinco años y redundará en un pico de inversión en 2026”, ha anunciado Marín.

En cuanto a las tarifas aeroportuarias, el presidente de Aena ha recordado que el régimen transitorio del marco regulador de tarifas desaparecerá en 2025, lo que también hará desaparecer los límites tarifarios que operan actualmente. “En este periodo, el DORA II sentará las bases para una ola de inversiones muy sustantiva por parte de la compañía en capacidad aeroportuaria a partir de 2027, cuando ya esté en marcha el DORA III”, ha manifestado Maurici Lucena. Sin embargo, este plan “no es ajeno a la incertidumbre, pero sí es un plan estratégico dentro del realismo, con cierto acento en la prudencia”. En este sentido, considera que 2023 será un año crítico en términos económicos y de inversión porque “las cosas se decantarán hacia un lado o hacia el contrario”.