20 de mayo de 2024 | Actualizado 5:38
BRANDED CONTENT

Los cargadores españoles demandan una mayor rapidez y eficiencia por el auge del ecommerce

Los cargadores españoles demandan una mayor rapidez y eficiencia por el auge del ecommerce

La penetración del ecommerce y de nuevos hábitos de consumo en el mercado español tras la pandemia han impulsado el sector logístico, a la par que lo han sumido en un proceso constante de adaptación y transformación. Con un 65% más de inversión en 2021 respecto al año anterior, el sector es uno de los que más crece y más rápidamente lo hace, pero también de los que más se transforma. La constante evolución, y las nuevas y crecientes necesidades del mercado reclaman a sus actores una mayor atención a la previsión con la que trabajan, e inversiones a medida para no perder eficiencia.

Estas nuevas tendencias revolucionan los requerimientos a los que tradicionalmente debían responder los procesos de almacenaje y distribución, y tiene un efecto especial sobre el factor tiempo. Ahora, la cadena logística debe ser más rápida y más eficaz, ofreciendo una mayor trazabilidad de los productos y debe dotarse de una mayor precisión en la gestión de sus procedimientos para asegurar la rentabilidad y la satisfacción de cargadores y consumidor final. De hecho, según el XII Barómetro Círculo Logístico, eficiencia, rapidez y calidad del servicio se cuentan entre las principales preocupaciones de los cargadores nacionales.

PRINCIPALES PREOCUPACIONES LOGÍSTICAS DE LOS CARGADORES ESPAÑOLES

UNA SOLUCIÓN PARA CADA RETO

En este contexto, Brother Iberia, empresa experta en soluciones de impresión, identificación y digitalización, ha identificado cuatro retos a los que se enfrentan las empresas del sector para dar respuesta a las necesidades de una mayor inmediatez, flujos más eficientes, mayor trazabilidad y minimización de errores, y ha desarrollado una oferta de servicios cuyo objetivo es apoyar a las empresas en su gestión:

La estacionalidad ya no es tan marcada, y los cambios frecuentes requieren más previsión y mayor flexibilidad por parte de las empresas.

Una gestión eficaz de operaciones más rápidas y más frecuentes requiere una trazabilidad clara y eficiente de los productos.

Los nuevos hábitos de consumo contemplan tiempos de entrega más reducidos y una mayor eficiencia en la gestión de los pedidos.

En la fase de entrega del producto, contar con herramientas versátiles y de calidad repercute en una mayor satisfacción para el cliente y más eficacia para el empleado.

Con una gama de productos capaz de atender a las distintas necesidades que pueden surgir a lo largo de toda la cadena de distribución, Brother ofrece soluciones específicas que pasan por el etiquetado para la identificación y trazabilidad en almacenes, la impresión en los vehículos de transporte para agilizar trámites o la generación de los documentos que acompañan a una entrega, y que contribuyen a potenciar y agilizar los distintos procesos que demanda el comercio electrónico.

En este sentido, destaca el papel de las soluciones de identificación y movilidad Brother, utilizadas para el etiquetado y la creación de todo tipo de documentación. Varias de estas herramientas son escalables y customizables a las “demandas actuales o futuras” de los clientes, como su línea de impresoras industriales TJ, e incorporan accesorios para personalizarlas a las necesidades de una empresa en cada momento. De esta forma, Brother da respuesta al objetivo “de mejorar las previsiones y adaptarse a los cambios” que conforman un escenario habitual de la logística.

En cuanto a mejorar la trazabilidad de los productos, la marca también cuenta con soluciones específicas: por un lado, aporta sus soluciones de identificación que crean etiquetas con códigos de barras legibles y con distinta duración en función de las necesidades de cada envío, ya que, como señalan desde Brother, “no es lo mismo una entrega en un día que otra que pueda tardar dos semanas”. Y, por otro lado, la generación de etiquetas RFID mediante su gama de impresoras de sobremesa TD-4T en caso de que un almacén trabaje con esta tecnología.

Además, las impresoras de Brother también permiten crear etiquetas automatizadas con un formato fijo y una parte variable, lo que contribuye a simplificar el diseño de las etiquetas y a reducir los tiempos en este proceso. No sólo eso, sino que son compatibles con los softwares de diseño más utilizados en el mercado, como BarTender o con un ERP como SAP. De esta forma, sus impresoras portátiles facilitan gestiones como el “etiquetado in situ” ya que pueden ser llevadas por el operario o ancladas en vehículos. permitiendo crear etiquetas al momento y asignárselas a un paquete o artículo. Esta práctica contribuye a reducir en gran medida los errores y a minimizar los desplazamientos en el almacén, elementos que ayudan a incrementar y flexibilizar los puntos de impresión agilizando toda la cadena de distribución y mejorando su eficiencia.

El etiquetado in situ es clave para reducir errores y minimizar desplazamientos en almacén

Por otra parte, la creciente automatización de los almacenes también requiere un mayor control y centralización de los procesos para asegurar su eficacia. En este sentido, los productos de Brother cuentan con integración con Sistemas de Gestión de Almacenes (SGA) y pueden ser administradas o gestionadas con software propio o con soluciones de terceros.