9 de febrero de 2023 | Actualizado 18:44

Los fletes de los petroleros alcanzan máximos históricos

La prohibición de la UE de importar crudo ruso a partir de diciembre sitúa la contratación por encima de los 100.000 dólares/día
Petrolero 'Cap Victor' de la naviera Euronav construido en 2007 | Euronav

El precio de los fletes para el transporte marítimo de crudo ha alcanzado máximos históricos en las principales rutas internacionales ante la prohibición de la UE de importar crudo ruso, una media que será efectiva a partir del próximo 5 de diciembre y que está obligando al continente a buscar proveedores alternativos. Desde esa fecha, los propietarios de petroleros abanderados en cualquier país de la UE o titulares de un seguro de protección e indemnización (P&I) de un club comunitario no podrán transportar crudo de Rusia, a menos que la carga haya sido vendida al comprador por debajo de un precio que aún tiene que determinar el G7.

Después de un 2021 muy deprimido, con unos precios que no cubrían los costes fijos de las operaciones de los petroleros, la invasión rusa de Ucrania del pasado 24 de febrero ha favorecido el aumento de los fletes en los viajes desde la costa del Golfo de Estados Unidos a Europa y en las rutas del Mediterráneo y Mar Negro. Además, teniendo en cuenta que el crudo de Rusia transportado por mar supone el 90% de las exportaciones del citado país al bloque de los Veintisiete, la medida ha provocado un fuerte impacto en la demanda al modificar los orígenes y los destinos en el comercio internacional del petróleo.

En concreto, el precio para un buque Aframax, con una capacidad de entre 80.000 y 125.000 toneladas, en un viaje desde el Golfo de Estados Unidos a Europa alcanzó los 10,18 dólares por barril de crudo el pasado 18 de noviembre, registrando un aumento del 105% frente al 10 de octubre, según datos del broker neoyorkino Poten & Partners. Para el mismo trayecto trasatlántico, el flete de un petrolero Suezmax, con capacidad para 160.000 toneladas, alcanzó los 5,14 dólares por barril, con un crecimiento del 96% en el mismo periodo de tiempo.

El fletamento por tiempo, que mide las ganancias o las pérdidas diarias de un armador, se ha situado en 100.483 dólares/día para un Suezmax que transporta un millón de barriles de crudo, con un incremento del 252% frente a octubre. El fortalecimiento de la demanda también ha elevado los precios en el segmento de los buques más grandes, los denominados VLCC y con capacidad para 300.000 toneladas, donde una carga de dos millones de barriles de crudo en un viaje trasatlántico se paga a 3,68 dólares/barril, su nivel más alto desde abril de 2020. “La prisa por hacerse con la mayor cantidad de crudo posible antes de la fecha límite del 5 de diciembre, y la necesidad de comenzar a obtener petróleo de proveedores alternativos más lejanos geográficamente, han elevado los fletes de los petroleros en todas las rutas”, explica el broker.

La decisión de prohibir las importaciones de crudo ruso ha impulsado las ventas de petróleo de EEUU a Europa

En la misma línea, el flete de los petroleros que navegan en el Mediterráneo y en el Mar Negro también ha alcanzado sus cotas más altas en los últimos 17 años, según Argus, proveedor de índices de referencia en los mercados de la energía y las commodities. En concreto, la primera semana de noviembre, los fletes para un Aframax de 80.000 toneladas alcanzaron los 31,09 dólares/tonelada en el Mediterráneo y los 48,18 dólares/tonelada en el Mar Negro, duplicando de largo en ambos casos los precios de 2005.

La decisión de prohibir las importaciones de crudo ruso ha impulsado las ventas de petróleo de Estados Unidos, que ha exportado una cifra récord de 1,47 millones de barriles diarios a Europa en los primeros nueve meses del año, según datos del Departamento de Comercio norteamericano. En concreto, Estados Unidos ha cargado 1,58 millones de barriles diarios de crudo con destino a Europa en octubre y 1,8 millones de barriles diarios en lo que va de noviembre, informa la consultora Vortexa.

Estados Unidos pasa de ser el quinto suministrador de crudo de España a situarse solo por detrás de Nigeria

La invasión rusa de Ucrania también ha introducido cambios en el patrón de compra español. Aquí, el crudo supone el 28,4% de las importaciones y ha sumado 48,6 millones de toneladas durante los nueve primeros meses del año, con un crecimiento del 17,9% frente al mismo periodo de 2021, según Cores, dependiente del ministerio de Transición Energético. Aunque Nigeria se mantiene como el primer suministrador, Estados Unidos ha pasado de ser el quinto proveedor en 2021 al segundo en 2022, con una ventas de 5,5 millones de toneladas y un crecimiento del 96,8% hasta septiembre, superando a México, Liberia y Kazajistán. Por su parte, las importaciones de crudo ruso se han reducido el 66,3%, situándose en 698.000 toneladas. La flota mercante controlada por armadores españoles dispone de 19 petroleros con 709.400 toneladas de arqueo bruto (GT), según la patronal Anave.