6 de febrero de 2023 | Actualizado 12:47

Competencia vuelve a congelar las tarifas de Aena para 2023 y corrige su previsión de tráfico

La CNMC imputará a las tarifas la parte de costes sanitarios que Aena podrá recuperar ante el desacuerdo entre el gestor y las aerolíneas
Aeropuerto de Madrid-Barajas | Aena

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado la congelación de las tarifas aeroportuarias aplicables por Aena a partir de 2023. En concreto, esta congelación será efectiva a partir de marzo del año que viene. En su resolución, la CNMC también ha corregido la previsión del tráfico aéreo para el ejercicio próximo. Considera que la propuesta de Aena era “demasiado conservadora, teniendo en cuenta la información actual disponible sobre la evolución del tráfico”. Ante la falta de acuerdo entre el gestor aeroportuario y las compañías aéreas, y para preservar la estabilidad tarifaria, el organismo ha resuelto imputar a las tarifas de 2023 la parte de los costes sanitarios y operativos que asumió Aena y que tiene derecho a recuperar a través del marco tarifario.

Lee también

Aena congela las tasas aeroportuarias hasta 2026

El Mercantil

Madrid

Aena congela las tasas aeroportuarias hasta 2026

Esto permitirá que la variación tarifaria efectiva el año que viene sea del 0%, por lo que se mantendrán los 45,6 millones de euros destinados inicialmente. El hecho de que los importes que Aena cobra a las aerolíneas para usar determinados servicios en sus aeropuertos no varíen impacta directamente en los precios de los billetes de avión de pasaje. Por eso, la CNMC ha determinado que el ingreso máximo por pasajero ajustado (IMAAJ) sea de 9,77 euros por pasajero, tras haber supervisado que los valores de todos los parámetros de su fórmula de cálculo se adecuaran a la normativa vigente.

La variación tarifaria aprobada del cero por ciento se distribuye linealmente entre los distintos servicios aeroportuarios, entre los que se encuentran aterrizaje, seguridad, handling, catering, pasarelas, combustibles, servicios dedicados a pasajeros y estacionamientos de aeronaves, entre otros. El organismo también ha evaluado el proceso de consultas de las tarifas aeroportuarias entre Aena y las aerolíneas, y ha concluido que ha sido correcto. No obstante, ha introducido medidas de mejora, sobre todo en la información que deben intercambiar las partes.