20 de mayo de 2024 | Actualizado 8:38

GLS abre dos nuevos centros en San Sebastián y Bilbao para atender la campaña de Navidad

El operador de paquetería ha invertido 30 millones de euros en España en instalaciones y maquinaria de clasificación en el último año
GLS

La compañía especializada en última milla GLS ha abierto dos nuevos centros en San Sebastián y Bilbao para atender los picos de la campaña de Navidad. La firma ha indicado que estas nuevas instalaciones “se encuentran ya completamente operativas y su capacidad es de 4.000 paquetes a la hora en máquina en Bilbao y 2.000 en San Sebastián”. Asimismo, ha activado “la primera fase operativa del nuevo centro de Madrid Gate I, que se traduce en una capacidad de gestión adicional de más de 16.000 paquetes a la hora”. GLS ha destacado también la inversión en un sistema de clasificación en Girona, que ampliará a 3.000 paquetes a la hora la capacidad de la instalación.

GLS espera mantener el próximo año el volumen registrado en 2021 con puntas de 47.000 paquetes/hora

El operador ha señalado que la inversión en infraestructuras “para los picos de mayor actividad en puntos clave de la geografía española este último año asciende a más de 30 millones de euros”. Esta cantidad ha ido destinada principalmente “a aumentar la capacidad de los centros y de los sistemas de clasificación automática”. Las estimaciones de GLS apuntan, “a pesar de la incertidumbre y las previsiones económicas negativas”, a que en 2023 “el volumen de paquetes se mantendrá como en 2021, con puntas de 47.000 paquetes a la hora” y ha calculado que el “80% de las entregas se harán en rutas nacionales y el 20% serán internacionales”.

La firma ha recordado que desde abril de 2022 “compensa todas las emisiones resultantes de su actividad logística gracias al programa Climate Protect, y no será diferente en el momento cumbre del año”. GLS terminará 2022 “con cerca de diez millones de entregas sostenibles” y ha indicado que recomienda a su red de agencias de distribución “el uso de vehículos de bajas emisiones para repartir, ordenar de forma eficiente las rutas de entrega de paquetes y promover los servicios de entrega a través de la red de puntos de conveniencia o Parcel Shops de GLS”. Durante 2022, ha recordado GLS, “hemos conseguido aumentar la comunicación entre destinatarios y repartidores y reducir la incertidumbre en la entrega del paquete, con el seguimiento del envío en tiempo real y la puesta en marcha de la previsión de franja horaria estimada”.