31 de enero de 2023 | Actualizado 17:54

España se asoma al déficit comercial de 2005 por la amenaza de recesión en Europa

El deterioro económico en la UE, el principal mercado exportador español, se suma a las luchas comerciales con Estados Unidos
Autoridad Portuaria de Valencia

El comercio exterior español va camino de completar el ejercicio 2022 con unas cifras de déficit comercial récord. Desde junio, los altos niveles de déficit se han cronificado por los elevados precios de la energía y ahora la amenaza de una recesión a nivel europeo coloca otro interrogante a la balanza comercial. Hasta el mes de octubre, el saldo comercial registró un déficit de 60.289,5 millones de euros, frente a la cifra de 16.628,8 millones en el mismo periodo de 2021. Pese a reconocer la ganancia en importancia de las empresas españolas en materia de exportación e importación en los diez primeros meses del año, el presidente del Club de Exportadores e Inversores Españoles, Antonio Bonet, lanza una advertencia sobre los retos e incertidumbres a los que se enfrenta el sector, entre ellos “el riesgo de recesión en Europa, que sigue siendo nuestro principal mercado exportador con un 67% de las ventas al exterior” y las nuevas disputas comerciales entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE).

Esta cifra está cerca de situarse en los niveles de 2005 y prácticamente quintuplica la cuantía de 2013, en pleno epicentro de la anterior recesión. Por su parte, la tasa de cobertura se situó en el 84,1%, es decir, 9,8 puntos porcentuales menos que la registrada de enero a octubre de 2021. El saldo no energético arrojó un déficit de 16.381,9 millones de euros, frente al superávit de 2.575,3 millones de euros en el mismo periodo de 2021, mientras que el déficit energético se incrementó hasta los 43.907,6 millones de euros. Frente a estas cifras, Bonet muestra su preocupación por la evolución del déficit de la balanza de pagos comercial, que también está batiendo récords “y podría arrastrar a la balanza de pagos por cuenta corriente, lo que, de confirmarse, podría suponer que el sector exterior dejase de ser el motor que nos ayude a salir de la crisis, como en otras ocasiones”, augura.

Para la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, “la actual coyuntura aconseja estar vigilantes”. No obstante, asegura que “no por ello hay que renunciar a la ambición de fomentar la competitividad del sector exterior español por la vía de la diversificación de los mercados de destino y el incremento del valor añadido de nuestras exportaciones”, extremo en el que coincide con el presidente del Club de Exportadores. Los movimientos de mercancía desde España hacia el exterior han aumentado el 23,6% hasta octubre, lo que supone alcanzar los 319.731 millones de euros, según los datos que publica el ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Para Méndez, el contexto internacional de desaceleración del comercio mundial no hace sino recalcar el “dinamismo que sigue mostrando el sector exterior español”. “Hay que seguir sumando para que nuestro sector exterior sea cada vez más amplio, cada vez exporten más empresas y que las exportaciones sean de mayor valor añadido”, concluye.

En este sentido, el ministerio ofrece como comparación los datos de exportaciones en los diez primeros meses del año en Francia (20,5%) o Alemania (14,6%). Los principales sectores en términos de peso sobre las exportaciones totales en el periodo fueron productos químicos (sus exportaciones representaron el 18,1% del total y se incrementaron el 33,2% interanual), bienes de equipo (17,3% del total y aumentaron el 15,2% interanual), alimentación, bebidas y tabaco (16,5% del total y subieron el 13,8% interanual) y semimanufacturas no químicas (11,4% del total y crecieron el 24,8% interanual). Las principales contribuciones positivas a la tasa de variación anual de las exportaciones de enero a octubre provinieron del sector de productos energéticos, productos químicos, bienes de equipo y semimanufacturas no químicas.

En términos de volumen, las exportaciones subieron el 4,2%, ya que los precios, aproximados por los índices de valor unitario, aumentaron el 18,7%. Las ventas dirigidas a la UE aumentaron el 24,6% en los diez primeros meses del año y las ventas a la zona euro ascendieron el 24,2%. Las ventas a terceros destinos subieron el 21,9% en este periodo, con incrementos de las exportaciones a América Latina (30,4%), Norteamérica (29,1%), Oriente Medio (26,4%) y África (17,9%). Por su parte, el superávit comercial con la UE se incrementó hasta los 31.364,8 millones de euros en este periodo, respecto a los 21.004,2 millones de euros de 2021.

Las importaciones se incrementaron el 38,0% hasta los 380.021 millones de euros, creciendo el 9,7%, en términos de volumen, pues los precios se incrementaron el 25,9%. Los principales sectores en términos de peso sobre las importaciones totales en el periodo fueron productos energéticos (sus importaciones representaron el 20,0% del total y se incrementaron el 114,2% interanual), bienes de equipo (19,3% del total y crecieron el 27,9% interanual), productos químicos (16,7% del total y aumentaron el 23,0% interanual) y alimentación, bebidas y tabaco (11,2% del total y subieron el 34,2% interanual). Las importaciones de productos no energéticos (80,0% del total) aumentaron el 26,7% interanual hasta
los 303.862,3 millones de euros.

En los datos del mes de octubre, las exportaciones también aumentaron el 15,1% sobre el mismo mes de 2021, hasta los 33.058 millones de euros. Entre las principales economías europeas, también crecieron las exportaciones de Alemania (9,8% interanual), Francia (17,2%) y Reino Unido (21,0%). Las ventas españolas a la UE se incrementaron el 14,8%. Las dirigidas a la zona euro crecieron el 16,4% y, las destinadas al resto de la UE, el 4,5%. De los principales socios, destacan los incrementos de ventas a Bélgica (72,7%), Portugal (14,5%), Alemania (14,2%), Francia (11,1%) e Italia (9,7%). Finalmente, las exportaciones a países terceros supusieron el 36,8% del total. Los principales sectores en términos de peso sobre las exportaciones totales fueron productos químicos, bienes de equipo, alimentación, bebidas y tabaco y sector automóvil. Las importaciones se incrementaron el 24,4% en términos interanuales hasta los 39.910 millones de euros. Los principales sectores en términos de peso sobre las importaciones totales en octubre de 2022 fueron bienes de equipo, productos energéticos, productos químicos y alimentación, bebidas y tabaco. Las importaciones de productos no energéticos alcanzaron los 32.983,6 millones de euros.