15 de julio de 2024 | Actualizado 12:29

BeGas lanza un nuevo motor alimentado por gas licuado para los vehículos pesados urbanos

Su nueva familia de motores propulsados por autogás (GLP) y bioautogás (bioGLP) facilita la descarbonización de los vehículos pesados
BeGas

El fabricante de motores propulsados por gas licuado para transporte urbano pesado BeGas ha lanzado una serie de nuevos motores de cuatro cilindros de inyección líquida Euro VI E. “El modelo B430LG es un motor fabricado por BeGas y propulsado por autogás (GLP) y bioautogás (bioGLP)”, ha señalado la compañía. “Con un mantenimiento y vida útil muy similar a los motores diésel, proporciona una alta fiabilidad debido a la calidad de materiales y componentes utilizados para su fabricación y, además, la inyección líquida asegura la optimización de cada ciclo”, ha añadido, “configurándose como una opción para la descarbonización de los vehículos pesados urbanos”.

Las emisiones de los motores han sido medidas en condiciones de conducción reales

La firma ha destacado que, según los datos obtenidos bajo Real Drive Emissions Test, “el uso de estos motores reduce los estándares de emisión el 92% en niveles de número de partículas (PN), el 93% en niveles de partículas (PM10), el 90% de óxidos de nitrógeno (NOx), el 70% en los niveles de hidrocarburos y el 65% en niveles de monóxido de carbono (CO)”. BeGas ha destacado que otro beneficio de la tecnología de combustión de esta familia de motores “es que emplea un sistema de postratamiento con catalizador de cuatro vías que ofrece un desempeño uniforme en el control de emisiones, no requiere mantenimiento y puede montarse horizontal o verticalmente en el vehículo”. A este respecto, el fabricante ha subrayado que tampoco “es necesario el uso de AdBlue ni regeneración forzada del filtro de partículas”.

Asimismo, BeGas ha apuntado que el sistema de inyección líquida “proporciona un control absoluto del combustible desde el depósito a la punta del inyector, obteniendo una mezcla homogénea de oxígeno y gas dentro del cilindro y un bajo consumo de combustible”. La firma ha subrayado que también “ayuda a la atomización del combustible en la admisión, lo que contribuye a la reducción de las emisiones contaminantes y aumenta la eficiencia del motor”.