26 de mayo de 2024 | Actualizado 10:47

La importación de vehículos eléctricos chinos eclosiona con Barcelona como hub de recepción

El 95% de las importaciones españolas de vehículos eléctricos chinos en términos de valor se canaliza por el recinto portuario catalán
Instalaciones de Autoterminal en el puerto de Barcelona | Noatum

La penetración de vehículos eléctricos chinos en Europa se ha disparado en 2022. En este contexto, España no ha sido una excepción y se han registrado importaciones de vehículos eléctricos nuevos de propulsión solo eléctrica de fabricación china por valor de 1.138,07 millones de euros, cifra que contrasta con los 19,21 millones de euros de 2021. Prácticamente todos estos automóviles llegan por vía marítima y lo hacen a través del puerto de Barcelona. De hecho, el 95% de las importaciones españolas de vehículos eléctricos chinos en términos de valor se canaliza por el recinto portuario catalán. Este porcentaje se sitúa en datos similares en volumen de toneladas, según los datos de Aduanas recabados por el ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Los operadores logísticos europeos de vehículos vaticinan nuevos crecimientos de automóviles chinos este año

En menos de un año, el recinto catalán ha logrado que el gigante chino SAIC le confíe su hub mediterráneo para la distribución de sus vehículos eléctricos. Además, Tesla también está desembarcando sus unidades producidas en China destinadas al mercado peninsular y parte de Europa por Barcelona. Lejos de ser una dinámica circunstancial, se prevé que la entrada de coches producidos en el gigante asiático se acelere en Europa a lo largo de este ejercicio, como ha vaticinado la Asociación Europea de Operadores Logísticos de Vehículo Finalizado (ECG en sus siglas en inglés). Según explican, no será solo producto de la llegada de vehículos de marcas chinas, sino que también tendrán un peso relevante los vehículos de multinacionales europeas y norteamericanas de automoción fabricados en Asia. Las plantas europeas están llevando a cabo su transformación para la fabricación de vehículos eléctricos a gran escala, pero China lleva una cierta ventaja al respecto, por lo que los flujos desde el gigante asiático se mantendrán alcistas.

En el caso del mercado español, las compras de vehículos nuevos propulsados con motor eléctrico al resto del mundo han registrado un valor superior a los 2.000 millones de euros en 2022. En un solo año, se ha superado el volumen conjunto de los cuatro ejercicios inmediatamente posteriores (2018-2021). Si se observan las importaciones desde el punto de vista del volumen en toneladas, se ha triplicado en 2022 respecto al ejercicio anterior.

Más de la mitad de los vehículos totalmente eléctricos importados por España proviene de China

China ha desempeñado un gran protagonismo en este cambio de paradigma. Los vehículos producidos en el país asiático representaban el 2,5% del valor total en 2021, mientras que, un año más tarde, ese porcentaje ha crecido hasta situarse en el 54,7%, según los datos del ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Si se analiza la evolución en toneladas, el liderazgo de China es todavía más notorio. En todo caso, más de la mitad del valor de los vehículos totalmente eléctricos que España compra en el exterior tienen su origen en las plantas chinas de automóviles.

“Muchos vehículos fabricados en China usan también Barcelona para distribuir por Europa”
José Alberto Carbonell Director de la Autoridad Portuaria de Barcelona

“Están entrando muchos vehículos chinos o fabricados en China, de distintas marcas, que utilizan el puerto de Barcelona no solo para el mercado español, que era donde tradicionalmente actuábamos de puerta de entrada, sino que últimamente estos actores usan Barcelona para distribuir por toda Europa, ya sea en tren o sea en camión”, manifestaba el director de la Autoridad Portuaria de Barcelona, José Alberto Carbonell, durante la reciente presentación de resultados anuales de la institución. A este respecto, también destacaba, más allá de la importación de estos vehículos, el papel del puerto en el ámbito del transbordo: “Hablamos de un transbordo fruto de una decisión tomada por parte del fabricante para que sea Barcelona el sitio donde se realiza ese transbordo, para que sea su hub de distribución en Europa, y que sus unidades se trasladen a otros emplazamientos por vía marítima”.