21 de mayo de 2024 | Actualizado 19:16

Los transitarios proponen diferir el pago del impuesto sobre los envases de plástico

El colectivo defiende abonar el tributo a mes vencido en la importación para incrementar la eficiencia y reducir costes
Itene

La federación española de transitarios y representantes aduaneros (Feteia) ha planteado a la dirección general de Tributos la posibilidad de que los importadores sujetos al sistema de IVA diferido puedan abonar el impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables a mes vencido, una vez se conozca el detalle de las cantidades importadas. La organización ha apuntado que la declaración “se mantendría inalterada, de modo que la autoridad aduanera podría seguir ejecutando los controles correpondientes con todas las garantías y dispondría de toda la información al instante”.

Feteia apunta que el pago diferido evitaría gestiones a posteriori si no se superan los cinco kilogramos

Este sistema “supone una ventaja clara, puesto que se genera mayor eficiencia y menores costes administrativos”, según defienden los transitarios. Además, ha añadido Feteia, “se declara desde el primer kilogramo de envase sujeto, de manera que, si durante el mes natural no se superan los cinco kilogramos de plástico no reciclado previstos en la norma, no deberá generarse ninguna liquidación”. En este sentido, los transitarios apuntan que el sistema actual de pago, “en las operaciones de importación, genera problemas en la gestión del mismo”. Ponen como ejemplo la mencionada “exención prevista para la importación de envases en los casos en que el peso total del plástico no reciclado no exceda de cinco kilogramos en un mes”.

En muchos casos, sostienen desde Feteia, “es imposible conocer con carácter previo las cantidades que se van a importar, por lo que no se podrá aplicar la exención y habrá que realizar diversas gestiones a posteriori, además de los problemas relacionados con el uso de las declaraciones H7”. Estos trámites también “pueden suponer una pérdida de velocidad en el despacho de importación en ciertos supuestos”. El impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables está enmarcado en la ley de Residuos y Suelos Contaminados y su aplicación ha preocupado a los diversos actores involucrados, que han hecho especial hincapié en el impacto del impuesto en la inflación, en la cesta de la compra y en la repercusión para el consumidor y la propia industria.